Sede de Almirall. ED

Almirall vuelve a las compras (y engorda su deuda)

stop

Almirall compra el negocio de dermatología de Allergan en los EEUU por 550 millones de dólares, que pagará con un crédito puente, líneas de crédito y caja

Barcelona, 03 de agosto de 2018 (10:40 CET)

Parece que la época de vacas flacas de Almirall es historia. La farmacéutica catalana ha pasado página de un año muy negativo, con problemas en los Estados Unidos, pérdidas y un cambio de consejero delegado, y ha vuelto a las compras. Lo ha hecho precisamente en EEUU, donde acaba de anunciar una compra de 550 millones de dólares (475 millones de euros). Y como las vacas flacas pasaron, volverá a endeudarse para crecer en el mercado estadounidense.

Tras el primer impacto de la crisis, que obligó a la compañía controlada por Jorge Gallardo a vender algunos negocios y recortar plantilla, Almirall se enfocó hacia la dermatología y la estética. La operación anunciada este viernes va en ese camino. La farmacéutica adquiere el negocio de dermatología de Allergan en EEUU por 550 millones de dólares, que pueden ser 100 millones más en función de la evolución del negocio.

El porfolio de productos que comprará Almirall –prevé cerrar la operación en el último trimestre del año– incluye fármacos contra el acné, la psoriasis y la dermatosis, y tuvo unas ventas de 70 millones de dólares en el primer semestre. La gran esperanza de la farmacéutica catalana es el lanzamiento de un nuevo producto, Seysara, en 2020, que contribuirá en entre 150 y 200 millones a las ventas anuales de la compañía, según sus cálculos.

Almirall multiplicará su deuda

Con estas previsiones, Almirall destaca que la alta generación de caja le permitirá pagar la operación. Pero de entrada, necesitará un crédito puente de 550 millones de dólares, que ha cerrado con el Santander y BBVA y que estima devolver pronto. También se financiará con las líneas de crédito ya abiertas y con la disposición de caja. No obstante fuentes de la compañía negaron detallar que porcentaje obedecía a cada método.

La operación, por tanto, elevará la deuda, una de las magnitudes que en el último año había logrado controlar. De hecho, en los resultados del primer semestre, la farmacéutica de los Gallardo presentó una deuda financiera neta de solo 100 millones de euros, después de rebajarla en 150 millones durante el primer semestre. La compra de Allergan multiplicará el apalancamiento de Almirall, aunque no prevé que supere 2,5 veces su ebitda.

La compañía destacó que gracias a la compra del negocio de Allergan en EEUU, el peso de la dermatología, que ya es su principal fuente de ingresos, en su cartera pasará del 34% al 43%. Además, diversificará geográficamente: los Estados Unidos pasarán de ser el 8% de sus ventas al 21%, mientras que el peso de España caerá del 43% al 32%.

Hemeroteca

Almirall
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad