Amazon suma a su grupo a Whole Foods, el mayor distribuidor de alimentos orgánicos de EEUU.

Amazon paga 13.700 millones por la mayor cadena de tiendas orgánicas

stop

Amazon adquiere la cadena Whole Foods, el mayor vendedor de alimentos orgánicos de Estados Unidos

Barcelona, 16 de junio de 2017 (17:21 CET)

Amazon ha sacudido el mercado del retail en Estados Unidos: pagará 13.700 millones de dólares por la cadena de supermercados Whole Foods, el mayor distribuidor de alimentos orgánicos y ecológicos de Estados Unidos.

La empresa de Jeff Bezos pagará 42 dólares por acción, un 27% más que el valor con que Whole Foods cerró el jueves, y asumirá la deuda de la empresa, cifrada en 1.000 millones de dólares. Precisamente, el anuncio de la compra ha disparado los títulos hasta el precio que Amazon había ofrecido.

Amazon busca nuevos canales de expansión

Este es un nuevo paso del gigante de comercio electrónico por expandirse a las tiendas físicas, que lo lleva en marcha tímidamente con su proyecto de Amazon Go (tiendas autoservicio sin empleados en las cajas), mientras potencia Amazon Fresh para vender alimentos y productos perecederos por Internet.

Sin embargo, en el acuerdo Amazon se compromete a mantener la marca de Whole Foods en las 460 tiendas de Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, las oficinas centrales permanecerán en Austin y el consejero delegado de la cadena y cofundador, John Mackey, continuará en su cargo.

Una solución para la difícil situación de Whole Foods

El anuncio de la compra aportó una cuota de calma a la cúpula de la cadena de supermercados: en el último mes, por la crisis que se cernía en la empresa, fueron reemplazados cinco directores y se nombró un nuevo gerente de finanzas. También se designó a Gabrielle Sulzberger –esposa del editor del New York Times- como nueva presidenta ejecutiva.

En los últimos años las ventas de Whole Foods han entrado en una espiral descendente, debido a la decisión de otras grandes cadenas como Walmart de vender productos orgánicos.

La operación de compra todavía tiene que ser aprobada por los organismos reguladores de Estados Unidos y los accionistas de ambas empresas, y se espera que la luz verde llegue en la segunda parte de 2017.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad