Ariza 'mete' a Intereconomía en preconcurso sin avisar a los trabajadores

stop

El grupo de comunicación todavía adeuda dos meses de sueldo a la plantilla

Julio Ariza, presidente de Intereconomía

04 de febrero de 2013 (21:44 CET)

El anuncio del preconcurso de acreedores de Intereconomía ha cogido por sorpresa a los cerca de 600 trabajadores del grupo de comunicación. Pero las dificultades económicas de la compañía que lidera Julio Ariza ya habían salido a la luz con el retraso en el pago de las nóminas de diciembre y enero y los números rojos del último ejercicio.

“Los compañeros de CGT en La Gaceta aseguran que no tenían ninguna información del preconcurso y que la empresa no les ha comunicado nada”, según han explicado fuentes del sindicato a Economía Digital.

Cuatro meses para negociar

El grupo --que incluye Intereconomía TV, Negocios y el diario La Gaceta, entre otros medios-- insiste en que la petición del preconcurso ha sido voluntaria y “no responde al retraso de las nóminas ni ha sido forzada por ningún acreedor”.

Sin embargo, los números no están a su favor. El conglomerado de Ariza cerró 2011 con pérdidas por valor de 11 millones de euros tras reducir drásticamente sus ingresos por la huida de anunciantes. Aunque ahora, el grupo ha conseguido una respiro de cuatro meses para negociar con los acreedores y hallar una solución a sus problemas de tesorería.

La compañía se muestra optimista. “Antes de mayo tenemos que llegar a un acuerdo, pero pensamos que lo podremos solucionar”, subrayan fuentes de Intereconomía sin especificar la deuda contraída con los bancos y proveedores.

El proyecto de Ariza

La crisis ha golpeado fuerte a la corporación. Con la adquisición de Radio Intereconomía en 1997, Ariza comenzó a construir un pequeño imperio mediático con una clara línea conservadora.

El pasado político de Ariza y el eslogan de Intereconomía Televisión “Orgullosos de ser de derechas” es muestra de ello. Ariza fue diputado del Parlamento catalán por el Partido Popular durante la etapa de Alejo Vidal-Quadras. Cuando abandonó la política comenzó a adquirir varios medios pero no ha conseguido cosechar tantos éxitos como esperaba.

Su última apuesta fuerte ha sido la producción de Las aventuras de Tadeo Jones, una película de animación en la que ha participado y que ya lleva recaudados 12,7 millones de euros. Aunque ha sido un balón de oxígeno para la compañía --que ha podido afrontar con parte de sus ingresos algunos pagos --no le han salvado del preconcurso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad