Ascamm y Leitat inician una fusión

stop

INVESTIGACIÓN

El presidente de Leitat, Eusebi Cima, y el de la Fundación Ascamm, Antoni Peñarroya

17 de abril de 2012 (20:38 CET)

El presidente de la Fundació Ascamm, Antoni Peñarroya, y el de Leitat, Eusebi Cima, han puesto a trabajar a sus equipos de forma conjunta para fusionar los dos centros tecnológicos del Vallès Occidental (Barcelona) “en como máximo 12 meses”, según fuentes conocedoras de la operación. En “pocas semanas”, presentarán el plan estratégico para que le den luz verde las respectivas cúpulas.

También participan en su definición representantes de la agencia de internacionalización y apoyo a la empresa de la Generalitat, ACC1Ó, y los consultores de LTC Project. Persiguen convertir a Ascamm y Leitat en un sólo centro con la dimensión y los recursos suficientes como para ser potentes en la investigación industrial tecnológica a nivel europeo y ser los primeros en Catalunya.

Planes industriales

Si la fusión llega a buen puerto, cumplirá con uno de los objetivos del plan de política industrial rubricado por el conseller d'Empresa i Ocupació, Francesc Xavier Mena, y el director general de Indústria de la Generalitat, Joan Sureda. Una meta menos ambiciosa que la hoja de ruta para los centros tecnológicos que firmó en su día el segundo gobierno tripartito, la Aliança Tecnológica de Catalunya (ATC).

A raíz de este plan, se inyectaron fondos públicos por primera vez en las seis instituciones más avanzadas en cuanto a investigación “para ganar masa crítica”, en palabras del entonces conseller d'Innovació, Universitats i Empresa, Josep Huguet. Tanto de la Generalitat como del Gobierno central. Querían que Leitat, Ascamm, Barcelona Digital, Barcelona Media, Cetemmsa y CTM trabajaran en red, como en el País Vasco.

Incluso empezaron a trabajar con el presidente de Barcelona Digital, Antoni Massanell, al frente del proyecto. “Pero con el final del Govern el compromiso se quedó en un cajón, el presidente tiró la toalla y en los próximos meses veremos fusiones por decreto”, añade el político. Con todo, otros implicados en el proyecto aseguran que “poner de acuerdo a seis centros tecnológicos era imposible, había demasiados intereses de por medio”.

'Due dilligence'

La dirección general de Ascamm, encabezada por Javier López, ha reconocido que todas las partes “están trabajando en el proyecto”, pero ha declinado hacer observaciones hasta que el pacto esté firmado. Por otro lado, Cima se ha limitado a señalar que se trata “de un proyecto de país que nos hace mucha ilusión a todos los implicados”. El gran obstáculo que tiene que superar es cómo unifican las plantillas y el personal.

Si los directivos aprueban el plan estratégico, se hará una due dilligence para saber qué recursos están duplicados y se pueden amortizar. Asimismo, también estudiarán las cuentas de ambas instituciones para saber el estado real de sus cajas.

Leitat estrenó nueva sede en Terrassa (Barcelona) hace un año y medio. Casi al mismo tiempo, Ascamm amplió sus instalaciones en el Parc Tecnològic del Vallès de Cerdanyola (Barcelona). Desde ambas instituciones, temen que estos proyectos inmobiliarios repercutan negativamente en la cuenta de resultados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad