El stand de Comapa en la feria Alimentaria.  La empresa está presidida por Blai Parés, destacado empresario cárnico catalán aunque muy discreto.

Este es Blai Parés, el discreto empresario catalán detrás de Comapa

stop

Blai Parés preside Comapa, el mayor distribuidor de ibéricos de España, pero se mueve con discreción alrededor de Vic, Barcelona

Josep Maria Casas

Economía Digital

El stand de Comapa en la feria Alimentaria. La empresa está presidida por Blai Parés, destacado empresario cárnico catalán aunque muy discreto.

Barcelona, 20 de julio de 2018 (04:55 CET)

Comapa es el mayor distribuidor de ibéricos de España y charcutero estrella de Carrefour. Ahora atraviesa una crisis de reputación por el escándalo del jamón podrido. Al frente del grupo se encuentra Blai Parés, un empresario catalán de largo recorrido en el sector cárnico que siempre se ha movido con suma discreción.

Preside Comapa, el líder de la distribución de jamón ibérico, con una facturación de 340 millones de euros, pero siempre ha evitado los focos mediáticos. No ha aparecido nunca fotografiado en la prensa, ni siquiera participa en las redes sociales.

Parés reside en Sant Julià de Vilatorta (Barcelona), una localidad cercana a Vic, emporio de la industria cárnica catalana. Un empresario local apunta que, pese a su habitual discreción, es fácil reconocerle entre una multitud: a diferencia de la mayoría de los industriales catalanes del sector porcino, que suelen ser bajitos, Parés sobresale por su altura. Y también por su elegancia, aunque las fuentes consultadas aseguran que huye de los ostentoso.

En su comarca lo definen como uno de los exponentes de la “aristocarnia”. El término lo acuñó hace años el periodista Miquel Macià para definir a los grandes industriales del sector cárnico de Osona, la comarca que rodea la ciudad de Vic.

Fuentes empresariales indican que ha amasado una gran fortuna con el negocio de la carne. Toda su vida se ha dedicado a este sector: primero con los mataderos porcinos, después con la venta de canales a elaboradores y, posteriormente, entró en los ibéricos. Fue uno de los impulsores en la década de los noventa de la Fundación Privada de las Industrias de la Carne (FIC), de la que formó parte de su primer patronato. Nunca se ha dedicado a la política.

Socio de Vall Companys en Comapa y Osona Intensiva

Parés preside los consejos de administración de Comapa y Osona Intensiva, la empresa matriz del distribuidor de ibéricos. En estos dos consejos coincide con el catalán Josep Pedrós, gerente de la leridana Vall Companys –un gigante cárnico propiedad de los hermanos Vall Esquerda– y con el madrileño Jaime Álvarez Fra.

Sobre el papel, Parés controla una participación del 42,6% de Osona Intensiva a través de Les Pedreres Grup Empresarial, que es su empresa patrimonial. El segundo accionista es Vall Companys, con un 29,83%. La relación con el grupo de la familia Vall viene de lejos, de hace unos 18 años, cuando le compraron Patel, un matadero de L’Esquirol, en la misma comarca de Osona.

La sede social de Osona Intensiva está en Artafe (Granada), donde cuentan con secaderos de jamones, mientras que la de Comapa se encuentra en unas oficinas de Alcobendas (Madrid). Precisamente, Parés trasladó en febrero pasado la sede social de su patrimonial –Les Pedreres– de Sant Julià de Vilatorta a Alcobendas. Es una de las miles de empresas catalanas que se han mudado en los últimos meses.

Comapa duplicó su facturación en dos años: 179 millones de euros en 2014; 250 millones en 2015 y 340 millones en 2016. En este ejercicio, sus beneficios fueron de 12,7 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad