Sanidad inspecciona al fabricante de ibéricos de Carrefour. En la imagen, la sección de charcutería de Carrefour.

Sanidad inspecciona al fabricante de ibéricos de Carrefour

stop

Los inspectores sanitarios se presentan en la fábrica de Comapa, el productor de los ibéricos de Carrefour prohibidos en la última alerta sanitaria

David Placer

Economía Digital

Sanidad inspecciona al fabricante de ibéricos de Carrefour. En la imagen, la sección de charcutería de Carrefour.

Madrid, 05 de julio de 2018 (04:55 CET)

Los inspectores sanitarios han entrado en la fábrica del proveedor estrella de Carrefour y que está siendo investigado por Sanidad y por la Guardia Civil por un presunto delito contra la salud pública al comerciar carnes y jamones no aptos para el consumo.

Una de las fábricas de Comapa, el principal distribuidor de ibéricos en España, ha sido inspeccionada hace pocos días por los equipos sanitarios de la Junta de Andalucía, tras conocer que la empresa figuraba en los listados de la policía judicial y la fiscalía vinculada a una presunta trama que comercia con productos cárnicos en mal estado.

Los equipos sanitarios se han presentado en las dos sedes de la empresa Oro de Granada, una de las compañías pertenecientes al grupo Comapa y donde se fabrican los famosos jamones Oro de la Ermita, que Carrefour vendía con promociones de “Súper chollo” y con precios “Imbatibles”.

Los jamones low cost eran promocionados con ofertas agresivas. La cadena de supermercados francesa hizo ofertas del jamón a 99 euros con botellas de whisky Cardhú o ginebra Bombay Sapphire incluidas. En una oferta posterior también le dio salida con garrafas de aceite de oliva vírgen extra y con ofertas tres por dos.

Dos inspecciones

La consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía ha confirmado a este medio que sus inspectores han visitado las dos sedes que la compañía tiene en Granada después de que la Agencia de Seguridad Alimentaria, Consumo y Nutrición, Aecosan, dependiente del ministerio de Sanidad, incluyese a los jamones Oro de la Ermita en la lista de alerta alimentaria, el 22 de junio pasado.

Los funcionarios no han abierto un expediente en contra de la empresa, por lo que se desprende que no encontraron graves irregularidades en el centro de producción. Fuentes cercanas a la investigación judicial están convencidas de que los productos no aptos para el consumo (caducados, en malas condiciones o a punto de caducar) podrían proceder de naves clandestinas.

Los equipos sanitarios ya habían realizado una inspección rutinaria, antes de que estallase el escándalo de la trama del jamón, destapado por Economía Digital en exclusiva.

Carrefour continuó la venta de jamones Oro de la Ermita pese al veto sanitario durante una semana, tal como publicó este medio el viernes pasado. Ese mismo día, la cadena de supermercados francesa decidió retirar todos los productos de esa marca.

El proveedor estrella

El fabricante Comapa es el proveedor estrella de los ibéricos de Carrefour. La empresa negó a Economía Digital que estuviese implicada en la trama empresarial que vendía jamones en mal estado y carne podrida. Tras la alerta sanitaria que incluyó a una de sus marcas, el proveedor explicó que alguna otra empresa había falsificado su marca.

Fuentes cercanas a la investigación aseguran que es frecuente que las empresas de alimentación acusadas de delitos contra salud pública utilicen el argumento del fraude o la copia por parte de otra compañía para defenderse de los delitos imputados por los inspectores sanitarios, la Guardia Civil o fiscalía.

Ni Carrefour ni Comapa han atendido las preguntas de esta publicación.

Comapa forma parte de la empresa Osona Intensiva y facturó más de 420 millones de euros el año pasado, lo que lo convierte en el líder del jamón ibérico en España, impulsado gracias a las compras masivas de Carrefour, que en 2017 adquirió mercancía por más de 120 millones de euros, según fuentes internas. 

Los jamones Oro de la Ermita se fabrican en las instalaciones de Oro de Granada, en la mira de la investigación judicial desde hace casi un año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad