Blanco justifica el ERE con pérdidas de 66 millones

stop

La facturación de la cadena cae un 64% en 2016

Los trabajadores de Blanco han celebrado una huelga este viernes. Foto: CCOO.

Barcelona, 16 de diciembre de 2016 (17:23 CET)

Blanco ha perdido este año 66,32 millones de euros, un 67% más que en 2015. Este descalabro es la justificación principal del ERE por el que despedirá a toda su plantilla. Economía Digital ha tenido acceso a la documentación entregada al juez el pasado viernes, en la que consta una caída de la facturación del 64% en 2016, hasta los 37,6 millones de euros.

El desplome de las ventas este año se explica por la falta de género sufrida por la cadena desde junio por impagos a los proveedores. Contrasta con la leve bajada de la facturación en 2015. Aquel año las ventas apenas se resintieron un 2,2%, pese a lo cual la empresa destinó 13 millones extra a comprar mercancías y acabó el ejercicio triplicando pérdidas.

Blanco y el administrador concursal atribuyen la debacle de la firma de moda a los cierres de tiendas. "Una de las principales causas que motivaron la solicitud del concurso de acreedores fue la deslocalización en puntos de venta estratégicos debido al cierre progresivo de establecimientos derivados de procedimientos de desahucios", señalan en la petición del ERE.

Luz verde al ERE

La bajada masiva de persianas ha mermado "la capacidad de generar ingresos, eliminando la presencia de la marca y canibalizando los competidores la posición de mercado de los que fueran tradicionalmente clientes de Blanco", sostiene el documento.

Ante las pérdidas y el descenso de la facturación, certifica el "estado economico crítico e irreversible" de la cadena de moda y considera urgente despedir a toda la plantilla. El juez ha dado luz verde este jueves al ERE y ha convocado a Global Leiva (sociedad gestora de Blanco), al administrador y a los trabajadores a negociar las condiciones en menos de 20 días naturales.

Cuatro años de números rojos

Blanco, propiedad del fondo AC Modus, anunció la semana pasada la liquidación tras 56 años de actividad. La compañía fundada por Bernardo Blanco Solana inició en 2012 una trayectoria de números rojos que no ha logrado superar.  En 2013 llegó el primer concurso de acreedores y despidió a 711 empleados. 

En 2014, tras un drástico adelgazamiento, la compañía acabó en manos de Alhokair, gestor de franquicias de Inditex, Mango, H&M y Gap en Arabia Saudí. En junio de este año el grupo saudí traspasó la sociedad al fondo AC Modus.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad