Blanco se declara en concurso de acreedores

stop

La cadena de moda mantiene la actividad comercial pese a no encontrar inversores

La tienda de Blanco en la calle Pelai de Barcelona. /Jordi Velert

Barcelona, 17 de noviembre de 2016 (13:21 CET)

Blanco se declara en concurso de acreedores. La compañía anuncia por carta a los trabajadores que las negociaciones para encontrar un nuevo inversor "han resultado infructuosas". Ante la inviabilidad de mantener la cadena de moda, reza el comunicado, y "en aras de preservar la continuidad empresarial de Global Leiva", la sociedad se acogió este miércoles al procedimiento concursal.

Consulta la carta que ha enviado el consejero delegado de Blanco a la plantilla

La cadena de moda sostiene en la misiva, firmada por Gerry Waters, consejero delegado, que su voluntad es "salvaguardar los intereses de sus trabajadores y acreedores, así como luchar por la continuidad de la actividad comercial bajo la protección de la normativa concursal". Blanco acumula cierres de tiendas por impagos y los proveedores bloquean la entrega de mercancías por el mismo motivo. Esta situación ha causado una caída de las ventas a la mitad.

El fondo dubaití AC Modus, propietario de Blanco, ha emitido un comunicado en el que reconoce que tras "una exhaustiva revisión del modelo y del plan de negocio de Blanco, diseñado para generar beneficios tanto en España como en Portugal, ambas divisiones continúan sin hacerlo"

Además, asegura que Blanco comprende la "incertidumbre que muchos trabajadores pueden experimentar" en los próximos meses. "Tanto la compañía española como la portuguesa realizarán sus mayores esfuerzos para ejecutar este proceso con el máximo respeto a sus trabajadores y harán todo lo posible para minimizar los efectos de las decisiones adoptadas", apunta el comunicado.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad