Blas Herrero aparta la leche y Kiss FM para invertir en sicavs y banca emergente

stop

NUEVOS NEGOCIOS

Blas Herrero (izquierda) con el presidente del Atlético de Madrid, Enrique del Cerezo.

Madrid , 08 de septiembre de 2015 (23:24 CET)

El empresario Blas Herrero, el hombre que levantó su fortuna de 250 millones de euros sobre la base de un modesto familiar que creció sobre la base de repartir leche en Asturias, ha evolucionado en carrera profesional y ha encontrado un nuevo negocio tan entretenido como novedoso: las sicavs, los productos financieros complejos y las operaciones multipaís para apoyar un nuevo banco en Senegal.

El lechero que se forjó a sí mismo en los años noventa, que se levantaba con una puntualidad religiosa a las seis de la mañana para ayudar a repartir la leche de la familia en su tierra natal, supo construir emporio con LESA y RAM pero cuando conquistó ese mercado quiso saltar a otro más prometedor.

A finales de los años ochenta, Herrero, socio de los Albertos y amigo íntimo del Rey Juan Carlos, entró en el negocio de los medios de comunicación en el que también supo construir una red empresarial en la que supo ganar más de 200 millones de euros nada menos que a Telefónica y a Antena 3 en una disputa comercial por la gestión publicitaria en Onda Cero.

Pero Herrero sabe adaptarse a los nuevos tiempos y es consciente de que los días que corren ya no son buenos ni para los lecheros ni para –salvo algunas honrosas excepciones—para los medios de comunicación.

Nuevos negocios 

Por ello Herrero, siempre visionario, siempre sagaz pese a haber sido mal estudiante (según el mismo reconoce), ha afinado el olfato hacia los negocios de moda: los productos financieros con baja tributación y los negocios bancarios dirigidos a control remoto desde paraísos fiscales. También tiene importantes intereses en el nuevo negocio que ha reunido a las viejas glorias de los negocios y el poder en España: el Banco de Dakar.

Herrero ha abierto la sicav BH Valores Sicav SA con su familia, una sociedad con un patrimonio de casi nueve millones de euros y que cuenta con un centenar de accionistas. La sociedad de baja tributación está gestionada por Banca March y que ha invertido en renta fija española e inversiones en bolsa en las grandes cotizadas como Caixabank, BBVA, Telefónica, Vodafone y Apple.

El banco emergente

Herrero también ha invertido en un negocio que dirige Alberto Cortina, también íntimo amigo del Rey. Desde Luxemburgo se capitanea un negocio donde participan un abultado grupo de inversores españoles que acaban de fundar un banco en Senegal, con el beneplácito del gobierno senegalés, que mantiene excelentes relaciones con la Casa Real Española, como quedó demostrado en la visita del presidente senegalés a España para reunirse, entre otras personalidades, con el príncipe Felipe.

Pero los nuevos negocios de Herrero no se han quedado en África, donde sus amigos Los Albertos extienden negocios de extracción de oro, zinc, diamantes y petróleo. El esquema de negocios de la nueva entidad bancaria que cuenta con el respaldo del gobierno y de magnates africanos como su socio local, el burkinés Idrissa Nassa, que dirige Coris Bank, un banco que ha crecido como la espuma en los últimos años y que también tiene excelentes relaciones con el alto poder de su país de origen. Como Blas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad