BQ, el único fabricante de móviles español, dispara las ventas (en Angola)

stop

La firma, que sufre junto con sus competidores un estancamiento en el mercado local, se sorprende con su aventura africana

Algunos de los dispositivos de BQ

Madrid , 08 de octubre de 2016 (01:00 CET)

BQ, el único fabricante de teléfonos en España, ha decidido salir del país para buscar mercados que ayuden a compensar un año estancado y con reveses de entre el 10% y el 15% para los principales vendedores de móviles del mercado.

Las ventas de dispositivos móviles parecen haber tocado techo después de una caída inesperada en diciembre del año pasado que sorprendió incluso a los dos gigantes del sector: Samsung y Apple. Hasta los fabricantes chinos como Huawei y Xiaomi intentan colocar fuera de China los excedentes de teléfonos que todavía tienen en sus almacenes tras un cálculo de error.

BQ, el único fabricante español de teléfonos móviles, comenzó a vender este tipo de dispositivos en 2013 y el éxito le sorprendió. Había nacido como una empresa fabricante de memorias USB, pero su arriesgada incursión en el mercado de móviles de precio ajustado y con prestaciones altas lo llevaron al éxito.


Despertar del dulce sueño

Pero este año, la compañía se despertó de su dulce sueño y no le ha gustado lo que ha visto. Las ventas de móviles han caído y la competencia aumenta. Entonces la compañía comenzó a probar suerte y eligió un país poco común: Angola.

BQ ya había extendido sus operaciones en Portugal y Alemania, donde el fabricante español ha ganado terreno en la venta en almacenes y también en la venta de teléfonos por internet. Precisamente por sus operaciones portuguesas, la compañía contactó con un distribuidor de Angola interesado en vender el producto español en ese país.

La entrada en África

BQ, que ha salido del catálogo de Movistar y que ha dejado de fabricar por ahora los teléfonos de marca blanca de Fnac, decidió entrar en su nuevo mercado de la mano de los productos que va lanzando en el mercado español. No envió sobrantes de modelos antiguos ni teléfonos desfasados, como hacen muchas marcas que se inician en África. "Hemos tenido un éxito que nos  ha sorprendido y parte de esa buena acogida reside en que lanzamos los mismos teléfonos en Angola que en España", explican los responsables del fabricante.

Fue una prueba, pero las ventas en la excolonia portuguesa ya equivalen a las registradas en cualquier provincia española. No es una cifra menor en un mercado cada vez más competitivo y con exceso de oferta. La empresa española formó por videoconferencia a los trabajadores de la cadena de distribución en Angola para la reparación de los teléfonos móviles.


Fabricación de impresoras

BQ no ha entrado en nuevos mercados precisamente por las limitaciones que tiene con el servicio técnico. La empresa sólo abre la venta de sus teléfonos a nuevos países cuando cuenta con profesionales especializados.

Con un mercado de móviles cada vez más complicado, también apunta a la diversificación y aumenta la fabricación de impresoras 3D (cuenta con fábricas en Navarra) y de robots educativos. Busca salidas a un estancamiento que nadie sabe cuándo va a terminar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad