Pablo Iglesias, líder de Podemos. Imagen: EFE

Cabify y Podemos acaban en los juzgados

stop

Cabify y Podemos salen sin acuerdo de un acto de conciliación en los juzgados

Barcelona, 22 de junio de 2018 (19:55 CET)

El director para Europa de Cabify, Mariano Silveyra, ha afirmado este viernes que no confía en que Unidos Podemos rectifique sus acusaciones contra la plataforma sobre una presunta evasión de impuestos a escasas horas del acto de conciliación entre las partes y ha advertido de que estudiará interponer una demanda judicial en breve plazo.

Silveyra ha reconocido que le "sorprendería" que Podemos rectificara los mensajes que vienen "sufriendo hace ya más de un año" en las redes sociales por parte de dirigentes de Podemos que, ha dicho, "atentan y atacan" a la plataforma y que "buscan desprestigiar" su reputación.

Ha precisado que Cabify "no tiene nada en contra" de Podemos, pero ha indicado que "mentir tiene sus consecuencias" y que "no pueden desprestigiar por medio de Twitter".

Desde el partido liderado por Pablo Iglesias, en cambio, se han posicionado en contra de "las transnacionales que vulneran los derechos laborales y que buscan imponer la precariedad como modelo, mientras extraen la riqueza de los países donde operan".

Podemos acusó a Cabify de tributar en paraísos fiscales

La formación morada acusó a Cabify de tributar en paraísos fiscales, mientras que Cabify ha remarcado de nuevo este viernes que es una empresa española que tributa en España el 100% de su actividad, así como las cuotas del IRPF y la Seguridad Social de sus trabajadores.

¿Son ciertas las acusaciones?

El directivo de la plataforma española que conecta a usuarios con vehículos de alquiler con conductor (VTC) ha admitido que la matriz de la empresa está radicada en Delaware (Estados Unidos) y lo ha justificado por los socios inversores norteamericanos iniciales. Delaware tiene una jurisdicción favorable para las empresas tecnológicas, pero no esta en la lista de paraísos fiscales. 

Silveyra ha explicado que Delaware es un Estado "muy flexible a la hora de gestionar cambios accionariales", lo que a su juicio les facilita la entrada de nuevos inversores y que sin la matriz radicada en territorio estadounidense no habrían logrado crecer.

Delaware, a pesar de tener una jurisdicción fiscal muy laxa, no está en la lista de paraísos fiscales

La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, por su parte, ha ratificado en los juzgados de Plaza de Castilla, después de personarse en un acto de conciliación, sus acusaciones contra Cabify y ha insistido en que tiene su sede en un paraíso fiscal.

Montero, rodeada y jaleada por decenas de taxistas de asociaciones como Antaxi, Caracol o Taxi Barcelona, ha dicho que Cabify les convoca a un acto "porque quiere" que Podemos se retracte "por dar una información que es pública y que consiste en que Cabify es una empresa multinacional con sede en paraíso fiscal".

La portavoz de la formación morada ha comentado que su obligación como cargo público es "estar allí donde se defienden los intereses de España y de los españoles". Ha insistido en que su formación va a "defender" al sector público del taxi y a va a denunciar "todas las prácticas de elusión fiscal de aquellas empresas que no tributan en España".

Para Montero, Cabify "declara pérdidas y al final llegan a sus cuentas más de un millón de euros proveniente de las arcas públicas y del conjunto de los españoles".
 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad