Cafès Novell también incluye España en su plan de crecimiento

stop

La firma catalana ha creado una filial en Madrid y busca desplegar su red en Galicia

22 de junio de 2014 (21:50 CET)

Cafès Novell quiere crecer, pero no sólo fuera de España. La internacionalización es importante, aunque también hacerse fuerte o consolidarse en el mercado interno. Es la estrategia de la firma con sede en Vilafranca del Penedès (Barcelona).

Siguiendo su plan de expansión en territorio propio, la compañía ha creado una filial en Madrid, aunque ya hace 11 años que está presente en la capital y cuenta con un equipo de 15 personas. La nueva sociedad tiene sede en Valdemoro (Madrid) y un capital inicial de 3.000 euros. “Se trata de separar administrativamente el negocio”, subraya el gerente de la empresa, Ramón Novell.

Pero no es el único destino que Cafès Novell ha señalado en el mapa para desplegar, todavía más, su red. “Galicia es ahora el punto que nos falta. Estamos mirando para abrirnos paso en A Coruña o Santiago de Compostela pero la elección del lugar depende de encontrar a la persona adecuada”, detalla Novell.

Mayor equilibrio entre el mercado nacional e internacional

Actualmente, la firma catalana obtiene de España entre un 95% y un 96% de las ventas globales, frente apenas un 4% del extranjero. Sin embargo, la idea de la compañía pasa por equilibrar más estos porcentajes y que el peso del negocio internacional llegue a suponer entre un 30% y un 40% de los ingresos.

Para ello, se ha creado, recientemente, una joint venture con una empresa de China y comenzar así a desplegar la red por Asia. Además, Cafès Novell está trabajando en el desembarco en otros países más próximos como Francia o Inglaterra.

La compañía también ha puesto el foco en Estados Unidos, donde ya ha comenzado a tantear el terreno con Miami, pero la idea es crecer por la costa, tanto este como oeste. “Nuestro objetivo es tener más delegaciones, ya tenemos una en Italia y ahora estamos trabajando para contar con más tanto en Europa como en otros continentes”, detalla el portavoz y directivo de Novell.

Primeros atisbos de crecimiento

La inversión, en esta sentido, según matiza Ramón Novell es, básicamente, en personal. “Queremos diversificarnos, porque el mercado nacional depende mucho de que el país vaya bien y, tras la crisis, creemos que lo mejor es estar presentes, también, en otros países”, añade.

En los últimos años, Novell ha conseguido mantenerse, sin grandes caídas, pero tampoco subidas. Así, entre 2008 y 2012 la facturación ha registrado un crecimiento cero, es decir, en stand by. Pero, el pasado ejercicio se vislumbró, tras años de estancamiento, un incremento de las ventas del 2% y las previsiones para este 2014 son también positivas. “Esperamos crecer entre un 4 o un 5% respecto a 2013 cuando ingresamos 19 millones de euros”, concluye Novell.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad