Imagen del jardín histórico de las sede de Bodegas Bilbaínas, propiedad de Codorníu, en la localidad de Haro (La Rioja). EFE/Raquel Manzanares

Carlyle sacará de bolsa los vinos riojanos de Codorníu

stop

El fondo estadounidense excluirá Bodegas Bilbaínas del selectivo cuando controle Codorníu y lanzará una opa a 7,18 euros por acción

Carles Huguet

Economía Digital

Imagen del jardín histórico de las sede de Bodegas Bilbaínas, propiedad de Codorníu, en la localidad de Haro (La Rioja). EFE/Raquel Manzanares

Barcelona, 01 de octubre de 2018 (11:38 CET)

Los nuevos propietarios de Codorníu ya dibujan el futuro de la cavista. A falta del trámite de la firma, el fondo Carlyle ya anuncia sus primeras decisiones. El inversor estadounidense sacará de bolsa a la filial Bodegas Bilbaínas, controlada al 93,9% por la firma catalana y especializada en la producción de vinos de La Rioja. Para ello, ya prepara una OPA para convencer al 6,1% con el que comparte capital.

Según explicó la empresa, todavía en manos de la familia Raventós, en un comunicado enviado a la CNMV, Carlyle pagará 7,18 euros por acción, “el equivalente al precio medio de cierre de Bodegas Bilbaínas desde el 31 de octubre de 2017 hasta el 28 de septiembre de 2018”. La operación valorará la empresa en unos 20 millones de euros.

El precio final podría sufrir cambios en el caso de emitirse "cualquier dividendo previo a la liquidación de la OPA". Es decir, de remunerar a los accionistas con 15 céntimos por acción, la oferta será de 15 céntimos menos que los 7,18 euros anunciados.

Bodegas Bilbaínas ganó 2,89 millones de euros en el último año

Bodegas Bilbaínas abandonará así la Bolsa de Bilbao siempre que la compra de Codorníu obtenga "la autorización de las autoridades de competencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en España, y de The Federal Trade Commission, en Estados Unidos, que se esperan durante el mes de octubre".

Con las marcas Viña PomalLa Vicalanda y Viña Zaco como emblemas, la firma ubicada en Haro (La Rioja) ganó 2,89 millones de euros en su último año fiscal, cerrado el pasado 30 de junio, el 16,55% más que en el ejercicio anterior. Lo logró a pesar de conformarse con unas ventas de 16,83 millones de euros, el 6,57% menos que la temporada precedente.

Los Raventós se hicieron con el control de las bodegas en 1997 tras lanzar una opa que valoraba la empresa en unos 28 millones de euros. Entonces su capital estaba muy fraccionado entre diversas familias vascas y la caja Bilbao Bizkaia Kutxa.

El 29 de octubre se cierra la venta de Codorníu

Después de que a comienzos de septiembre los diferentes integrantes de la familia se reunieran en la centenaria sede de Bodegas Bilbaínas para sellar las condiciones de la venta de Codorníu, la aprobación definitiva se espera para el 29 de octubre. Para el último lunes de este mes hay convocada una junta de accionistas en la que quinto punto del orden del día es la "autorización de la venta de las acciones en autocartera a The Carlyle Group en las condiciones aprobadas el pasado 4 de septiembre".

En el mismo acto se aprobarán las cuentas del ejercicio cerrado el 30 de junio de 2018.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad