Carme Noguera exporta a México el 'slow fashion' de Naulover

stop

La empresaria y diseñadora dirige una de las pocas firmas de moda que resiste a la deslocalización

Carme Noguera, de la segunda generación de la empresa, dirige Naulover desde 2001. Foto: Jordi Velert.

Barcelona, 10 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

La firma de moda Naulover acaba de entrar en México, con "corners" en el centro comercial Palacio de Hierro, en el barrio de Polanco, uno de los más exclusivos de la capital del país norteamericano, según señala a Economía Digital la consejera delegada de la empresa familiar, Carme Noguera.

En 2001, cuando Noguera tomó las riendas de la compañía, fundada en 1957, la deslocalización del textil parecía no tener freno. Sin embargo, la empresaria decidió remar contracorriente y mantener toda la producción en la fábrica de Mediona (Barcelona). "No queríamos perder calidad para bajar precios y tener más margen", apunta. 

Este hecho diferencial afecta a todo el proceso de fabricación, desde la elaboración del hilo hasta la confección de las prendas. "Compramos hilo que fabrican solo para nosotros y lo llevamos a teñir según los colores que son tendencia cada temporada", explica la empresaria, que pertenece a la segunda generación de la compañía.

Noguera no solo dirige la firma sino que también diseña gran parte de la colección, que tiene en el punto su principal materia prima. Este año la hija de la empresaria debuta en el equipo de diseño para aportar una impronta más juvenil en la marca, cuya colección combina una línea más atemporal con otra más atrevida.

Moda lenta y respeto a los derechos laborales

Con solo un local propio, la "flagship" (tienda insignia) de la calle Rosselló de Barcelona, los principales canales de venta son "corners" en centros comerciales como El Corte Inglés y tiendas multimarca. Naulover tiene la internacionalización como objetivo prioritario. La inminente apertura en México pone el broche a un año en el que la marca ha aterrizado en Alemania, con 'showrooms' en Munich y Düsseldorf, y ha lanzado su primera colección masculina.

Mientras sigue explorando nuevos mercados, la empresaria y diseñadora destaca la importancia de la venta en la red. "En diez años las tiendas físicas serán solo el lugar donde se conocerá el producto y tendrás una experiencia más lúdica con la marca, pero se comprará por Internet", asegura Noguera, que destaca la presencia de la marca en Amazon.

Noguera defiende que su modelo de producción es el "slow fashion" (moda lenta), lo contrario del "fast fashion" (moda rápida) por el que apuestan grandes del sector como Inditex, Mango o Cortefiel. Con una facturación por valor de 19 millones de euros en 2015, la previsión de la directiva es aumentar un 5% las ventas este año. "Respetando los derechos laborales", destaca.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad