Extremadura pide calma por el jamón podrido pero insta a “mirar etiquetas”. En la imagen, jamones de Comapa, investigada por una trama contra la salud pública.

Carrefour gasta 20 millones al año en la marca de jamones en mal estado

stop

La cadena Carrefour obtiene un margen del 25% por los jamones denunciados por contener larvas y gusanos

David Placer

Economía Digital

Extremadura pide calma por el jamón podrido pero insta a “mirar etiquetas”. En la imagen, jamones de Comapa, investigada por una trama contra la salud pública.

Madrid, 16 de julio de 2018 (04:55 CET)

El jamón Sierra Alpujarra de Granada es uno de los más vendidos de España. Las ofertas comerciales agresivas lo han catapultado a los primeros puestos en la lista de ventas de Comapa, distribuidor líder de ibéricos de España y proveedor estrella de Carrefour.

La marca ha crecido como la espuma en los últimos cinco años gracias a ofertas insólitas para un jamón serrano. Piezas por 35 euros que son rebajadas hasta los 25 euros con la compra de dos unidades. Se trata de un precio descabellado: 3,8 euros el kilo. Es el mismo rango de la mortadela más barata del mercado, la de DIA, que cuesta 3,6 euros el kilo.

Pero el jamón Sierra Alpujarra, célebre por sus ofertas imbatibles en los supermercados Carrefour, ahora ha saltado a la palestra por otro asunto mucho más inquietante. La marca acumula denuncias de consumidores por la presencia de gusanos y larvas en su interior.

Se trata de pequeños gusanos blanquecinos que aparecen tras cortar las primeras lonchas. Una de las denuncias de jamones con gusanos, reseñadas por este medio, activó una investigación sanitaria que ha terminado por destapar una trama empresarial que se lucraba con la venta de productos cárnicos en mal estado y no aptos para el consumo.

El producto ha sido un completo éxito comercial en Carrefour, que destina más de 20 millones de euros a la compra anual de estos jamones que distribuye a toda España, según ha podido conocer este diario a través de fuentes internas de la multinacional francesa que han solicitado mantenerse en el anonimato.

Jamones con rentabilidad del 25%

A pesar de su bajo precio, el producto tiene una altísima rentabilidad en la cadena comercial. Deja un margen de, al menos, 25%. Es decir, Carrefour ingresa, como mínimo, cinco euros por cada jamón vendido en la oferta de 25 euros por ejemplar. Las cifras demuestran que Carrefour estaría comprando un millón de piezas al año.

Carrefour adquiere millones de jamones de todo tipo de marcas a Comapa pero con Sierra Alpujarra fija los descuentos más agresivos. La denuncia de un consumidor en Almendralejo (Badajoz) en diciembre de 2016 activó una investigación sanitaria contra la marca.

Carrefour compra al año un millón de jamones de la marca afectada por gusanos

Pero las quejas se remontan al menos al 2014. Las quejas se acumulan tanto en las oficinas de consumo de las comunidades autónomas como en las de Carrefour. No hay problemas de gusanos con otras marcas. Sólo con Sierra Alpujarra.

Hasta ahora el producto sigue a la venta pero otra marca del proveedor, Oro de la Ermita, ha sido incluida por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, Aecosan, en un alerta sanitaria emitida el pasado 22 de junio. El organismo pidió a los consumidores destruir cualquier partida de esta marca y de otras siete marcas halladas en malas condiciones en naves clandestinas.

El problema reside en la fábrica

Los gusanos o larvas en el jamón es un problema sanitario generado por las moscas que depositan sus larvas en ejemplares antes del proceso de curación. El fenómeno se da cuando una nave industrial no cuenta con las condiciones higiénicas exigidas y tiene moscas en su interior, según explican técnicos sanitarios.

Economía Digital ha contactado con Carrefour para conocer si retirará los jamones de sus supermercados pero no ha recibido respuesta. Carrefour tampoco contestó a este medio cuando tenía a la venta el jamón Oro de la Ermita, del mismo fabricante y prohibido por las autoridades sanitarias. Finalmente, los retiró una semana después de la alerta emitida por Sanidad.

Comapa es la empresa líder en distribución de ibéricos y conocida en el sector por sus bajos precios y prácticas comerciales agresivas. La compañía está en el centro de dos investigaciones distintas lideradas por la Guardia Civil. Una por la venta de productos en mal estado y la otra por fraude en la venta de falsos ibéricos de bellota.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad