Un lote de jamones "Ibéricos de antaño" distribuidos por Comapa.

Carrefour sube el precio de los jamones investigados por la Guardia Civil

stop

La cadena Carrefour aumenta un 17% el precio de los jamones “Ibéricos de Antaño”, que genera dudas por su oferta low-cost

Madrid, 13 de enero de 2018 (04:55 CET)

Carrefour ha subido los precios de el polémico jamón Ibéricos de Antaño, que ha levantado las sospechas de la Guardia Civil por un presunto fraude alimentario e irregularidades en el etiquetado.

Carrefour ha subido desde los 195 euros la pieza hasta los 229 euros, lo que supone un incremento del 17%. Los precios de derribo de un jamón ibérico cruzado (50% ibérico) de bellota han levantado las sospechas del sector que sólo ve dos posibilidades: o se trata de venta a pérdidas o de un fraude, tal como publicó este diario el viernes.

Carrefour mantuvo en oferta el jamón, de siete kilos en 195, durante las Navidades pero el 2 de enero pasado disparó los precios de las piezas de ibérico de bellota.

Comapa, la principal distribuidora de jamones ibéricos de España, destaca muy por encima del resto de marcas en las estanterías de Carrefour. Sus jamones Ibéricos de Antaño, Aurum y Oro de la Ermita, copan gran parte del espacio de ventas mientras el resto de marcas como El Pozo, Villar, Sierra de Azuaga, Monte Nevado, Cuyar Jabugo y Cinco Jotas están desplazadas a espacios de menor importancia.

Los trabajadores de Carrefour explican que el cambio drástico de precio (34 euros de aumento por pieza) se debe a que finalizó la promoción navideña. La plantilla de los supermercados aseguran que los precios de charcutería varían en función de los catálogos. El folleto de ofertas actual entreó en vigor el 2 de enero y permanecerá hasta el próximo 15 de enero.

Fidelización de clientes

A pesar de la subida, la cadena de supermercados continúa con una oferta soterrada. Carrefour promociona los jamones investigados por la Guardia Civil en su catálogo actual y ofrece 20% de descuento en una selección de jamones, incluidos los del ibérico low-cost, en su tarjeta de cliente frecuente. El jamón investigado sirve, en el fondo, para que la cadena fidelice clientes. 

Este diario se ha puesto en contacto con Carrefour pero la cadena no ha contestado ninguna de las preguntas planteadas en relación con la información que la Guardia Civil ha solicitado a Carrefour.

Los agentes del Seprona han realizado inspecciones en Madrid y en varias localidades españolas para investigar un presunto fraude en el cerdo ibérico de bellota a precio de derribo, pero la compañía no aclara si modificará su política de compras después de la noticia de la investigación policial.  

El auge de los jamones de Comapa ha coincidido con la designación de Jacinto Galán como responsable de compras de charcutería de Carrefour, según han explicado fuentes cercanas a la cadena. Carrefour tampoco ha comentado nada sobre los criterios que utiliza para la selección de los jamones que pone a la venta.  

La exigencia de Facua

La asociación de consumidores Facua ha solicitado al gobierno máxima transparencia en la investigación que también podría salpicar a otras marcas.

“Facua solicita al Gobierno que haga públicas las marcas que estuvieran incurriendo en esta irregularidad y advierte de que los consumidores tienen derecho a conocer si han sido víctimas de un fraude para valorar si emprenden medidas legales al respecto”, explica la asociación de consumidores en un comunicado publicado este viernes.

La Guardia Civil ha pedido explicaciones a Comapa por la falta de precintos en los jamones que certifican el origen y la alimentación de los cerdos. La compañía asegura que la petición de información es algo habitual pero niega que haya cometido fraude al vender jamones de cebo como jamones de bellota. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad