Cementos Molins despedirá a casi el 30% de la plantilla barcelonesa

stop

La compañía también plantea una rebaja de las condiciones laborales

15 de marzo de 2013 (19:31 CET)

Cementos Molins ha planteado al comité de empresa de la cementera que tiene en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) 56 despidos y una rebaja de las condiciones laborales. El grupo de la familia Molins ha puesto sobre la mesa de los representantes de los trabajadores su reestructuración laboral durante una reunión para negociar el convenio colectivo de la empresa, ha informado CCOO.

El sindicato ha rechazado las medidas. Asegura que la cifra supone despedir a casi el 30% de la plantilla de las instalaciones de San Vicente, llamadas Cementos Molins Industrial. La empresa da empleo en un total de 191 trabajadores, explicaron a Europa Press fuentes del comité de empresa.

Rebaja condiciones laborales

Los sindicalistas afirman que la compañía cementera también plantea un aumento de la jornada laboral hasta el máximo previsto por la ley, una doble escala salarial para el personal que se contrate, la eliminación de las horas sindicales para los delegados, y formación dentro de la jornada.

CCOO ha criticado estas medidas teniendo en cuenta que la situación del grupo Cementos Molins "es buena", con un beneficio de 43,7 millones de euros en 2012, y la producción de 2013 en Sant Vicenç está ya casi vendida con exportaciones, ha argumentado. Además, recuerdan que la plantilla ya se ha reducido en más de 50 personas desde el 2008 y el problema que tiene la empresa --que en solitario registra pérdidas-- es que no puede renegociar su deuda, que el sindicato tacha de impagable.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad