Colonial se asocia con los Puig para construir en Barcelona

stop

La compañía presenta su nuevo plan de inversiones, que incluye la construcción de un edificio en la plaza Europa de Barcelona

Xavier Alegret

La sede de Puig, en el centro, y a su derecha el solar que ocupará el nuevo edificio de Colonial / GoogleMaps
La sede de Puig, en el centro, y a su derecha el solar que ocupará el nuevo edificio de Colonial / GoogleMaps

Barcelona, 07 de febrero de 2017 (05:00 CET)

La inmobiliaria Colonial está cumpliendo con su objetivo de invertir unos 500 millones de euros al año. Para conseguirlo, además de comprar activos, también construirá un nuevo edificio de oficinas en la zona de moda de Barcelona. Pero no lo hará solo sino con la familia Puig.  

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, anunció este lunes que la compañía ha creado una joint venture con la inmobiliaria Inmo, que pertenece a la familia Puig, propietaria del grupo de moda y perfumes, para levantar un nuevo edificio en la plaza Europa de Barcelona.  

El edificio estará junto al que actualmente ocupa la sede de Puig –que es propiedad del BBVA– y supondrá una inversión total de 32 millones de euros. La joint venture es al 50%, es decir que Colonial aportará 16 millones y los Puig el resto, aunque una parte será con el solar, que es de su propiedad.  

El inmueble tendrá 21 plantas, unos 60 metros de altura y 14.000 metros cuadrados de oficinas. Se prevé que esté terminado en tres años y que dé una rentabilidad del 9%. Estéticamente, tratarán que se parezca al edificio que actualmente ocupa Puig, ya que es colindante, pero por encima de la estética, primará la calidad, aseguró Viñolas.  

En Colonial no esconden que quieren que sea un edificio emblemático, ya que se ubicará en una zona con muchos rascacielos y que actualmente está de moda. "Queremos que sea un edificio único, de referencia, con los máximos estándares estéticos pero sobre todo de calidad", explicó el consejero delegado.  

El edificio se dedicará a oficinas pero no tiene por ahora inquilino. La inmobiliaria mostró sus preferencias porque sea la sede corporativa de alguna gran compañía, pero en estos momentos, esto es una incógnita. Tampoco puede descartarse que se trasladen allí las oficinas del grupo Puig, aunque no se construye con esa intención.  
 
Es la primera operación conjunta que realizan Colonial y la inmobiliaria de la familia Puig, provocado por el hecho de que es la propietaria del suelo, que pasará a ser de la sociedad conjunta. Viñolas aseguró que "hay muy buena relación con la familia Puig pero, hoy por hoy, nuestro interés común se centra en estos mercados".  

No obstante, estos intereses comunes podrían ir a más. Es vox populi que el BBVA ha puesto a la venta la sede de Puig, y se trata de un activo que interesa, y mucho, a Colonial: "Nos lo estamos mirando, y por el hecho de tener una torre al lado, es una operación que tiene todo el sentido", afirmó Viñolas.    

Casi 400 millones en inversiones  

Colonial presentó el proyecto de la plaza Europa en el contexto de su plan Alpha II, por el que invertirá entre 369 y 389 millones de euros. Dicho plan, que llega tras el Alpha I, que invirtió 500 millones, incluye cuatro operaciones, entre las que se incluye la de la torre.
 
La operación más importante de este proyecto es la compra de un edificio de 21.000 metros cuadrados en París, adquisición que anunció en enero. La operación, contando la compra y la rehabilitación del edificio, costará entre 245 y 265 millones de euros.
 
En España, ha comprado un edificio en el paseo de la Castellana 163 de Madrid, por 51 millones, y otro en la travesera de Gracia de Barcelona, por 41 millones. Como avanzó Economía Digital, se trata de la sede del grupo Bertelsmann, que se quedará como inquilino durante al menos cinco años.
 
La inmobiliaria presidida por Juan José Brugera precisó que, de los cerca de 400 millones del proyecto Alpha II, sólo se invertirán este año aproximadamente la mitad. Una parte ya se invirtió en 2015 y otra parte en los próximos años, por las obras de París y del edificio de la plaza Europa.  

Esto da margen a Colonial para invertir unos 200 millones de euros más este año, aunque la inmobiliaria no se aventuró a avanzar ninguna operación. La compañía no necesitará recurrir al endeudamiento para llevar a cabo Alpha II.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad