Colonial lanza una opa sobre Axiare. Pere Viñolas y Juan José Brugera, consejero delegado y presidente de Colonial.

Colonial se convierte en socimi y gana 72 millones de golpe

stop

La junta de accionistas de Colonial aprueba acogerse al régimen de socimi, con importantes beneficios financieros y un impacto inmediato de 72 millones

Economía Digital

Colonial lanza una opa sobre Axiare. Pere Viñolas y Juan José Brugera, consejero delegado y presidente de Colonial.

29 de junio de 2017 (14:37 CET)

La junta de accionistas de Colonial ha dado este jueves el visto bueno a los planes de su consejo de administración de convertirse en socimi, el régimen fiscal de las sociedades que invierten en el sector inmobiliario. Con este nuevo régimen, la compañía deja de pagar impuesto de sociedades, además de otras ventajas, que le proporcionan un impacto positivo inmediato de 72 millones de euros, según ha comunicado Colonial.

La conversión en socimi se hace con carácter retroactivo al 1 de enero y no cambiará la estrategia de la compañía que preside Juan José Brugera. Eso sí, tendrá numerosos beneficios. De manera inmediata, por la mejora de los fondos propios y del beneficio consolidado de 2017, Colonial ganará 72 millones.

Y es que, además de reducir al 0% el impuesto sobre los beneficios (hasta ahora del 25%), mejora el cash flow de Colonial, la compañía podrá seguir utilizando su escudo fiscal para financiar su crecimiento y tendrá un acceso más ventajoso a inversión, ya que podrá atraer a más inversores institucionales.

Así, Colonial será la segunda socimi del IBEX, tras Merlin. De hecho, la inmobiliaria catalana, participada mayoritariamente por el fondo mexicano Finaccess, propiedad de la familia fundadora de Coronita, el fondo soberano de Qatar, la familia colombiana Santo Domingo y la familia catalana Puig, volvió al IBEX hace solo diez días.

Colonial se convierte en socimi y deja de pagar impuesto de sociedades

Pere Viñolas, consejero delegado de la nueva socimi, ha asegurado que este cambio de régimen fiscal “es un hito que da continuidad a la normalización de Colonial en el entorno de mercados internacionales de capitales y que cuenta con unos atractivos beneficios económicos y financieros para los accionistas”.

Los accionistas de Colonial también han aprobado las cuentas de 2016, cuando obtuvo un beneficio neto de 274 millones de euros, y el reparto de un dividendo de 0,165 euros por acción, que atendiendo al número de acciones actualmente en circulación, supone un desembolso de 65 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad