Una tienda de Orange en España. Fuente: Orange

Orange reduce ingresos en 154M por el covid-19 y la guerra de precios

stop

El operador naranja menguó la facturación en España durante el segundo trimestre, cuando fue más dura la parálisis que bloqueó su actividad comercial

Madrid, 30 de julio de 2020 (12:10 CET)

Los resultados de Orange en España para la primera mitad de 2020 siguieron la senda de las primeras cuentas trimestrales, en las que ya se notaba la incidencia del coronavirus. La filial española de la operadora de telecomunicaciones francesa registró una nueva caída de ingresos en su segundo mayor mercado, el español: 1.216 millones, un -6,8% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Así, la compañía dirigida por Laurent Paillassot, que deja el cargo el próximo mes de septiembre, acumuló un descenso de 154 millones de euros en ingresos respecto a la primera mitad de 2019 (2.657 millones) si se suma el retroceso acumulado desde que se inició el año.

Este descenso se produjo en la mayoría de sus líneas de negocio. Cayó la contribución de los clientes convergentes (-2,8%), de móvil (-11,5%), y de fijo (-6,1%).

El impacto de la pandemia, traducido en un bloqueo comercial que impidió que Orange abriera sus tiendas, también se vio reflejado en la venta de equipos y terminales, que anotó un descenso de doble dígito (-17%).

No obstante, una vez más los ingresos mayoristas, aquellos que recibe Orange por prestar su red a terceros operadores como MásMóvil o Virgin (Euskaltel), mejoraron. En total, la filial española ingresó 449 millones de euros, casi 30 millones más que en el mismo periodo del año anterior (subida del 7,6%).

Orange sigue sumando en su negocio bancario: tiene 31.000 clientes y 60 millones en fondos

Sobre el negocio bancario de Orange Bank, la compañía no da datos de ingresos ni gastos, pero sí otras cifras vitales sobre su actividad. Informa de que tiene ya 31.000 clientes en su banco móvil y que mantiene intacto su objetivo de cerrar 2020 con casi el doble (50.000 clientes). El número de dinero depositado en su entidad bancaria supero los 60 millones de euros.

El resultado, dejando de lado la crisis sanitaria, se explica también por la dinámica del mercado. Los operadores siguen instalados en la espiral del bajo coste, en la que compiten con precios muy ajustados y estrechan sus márgenes de beneficio al máximo, mermando la rentabilidad. 

Los operadores siguen reduciendo ingresos

La tendencia del mercado no solo se ha visto reflejada en los resultados de Orange, sino también en el de los otros dos grandes operadores: Telefónica y Vodafone.

La primera y tercera compañía del mercado, respectivamente, ya han presentado sus cuentas hasta mitad de año, coincidiendo en una caída de la facturación en el negocio residencial de España.

Así, la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete redujo ingresos en un 3,4% en el mercado nacional, si bien la compañía británica lo hizo en un 8%, en un momento en el que empieza a cambiar su tendencia tras reposicionarse en el mercado.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad