El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, pasa por un momento difícil: varios de sus ejecutivos han comenzado a fugarse. Archivo/EFE
stop

En medio de la crisis de reputación de Tesla, Elon Musk ve a varios de sus ejecutivos fugándose a empresas como Google e Intel

Economía Digital

El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, pasa por un momento difícil: varios de sus ejecutivos han comenzado a fugarse. Archivo/EFE

Barcelona, 14 de mayo de 2018 (14:25 CET)

El año es cada vez más hostil con Tesla. Los accidentes de sus coches autónomos se acumulan. Este mismo fin de semana se estrelló un Model S en el estado de Utah, en EEUU, y la policía investiga si el conductor andaba en modo semiautónomo (conocido como "Autopilot" en los coches de Tesla).

Los titulares críticos que llevan como sujeto a Tesla o a su fundador y consejero delegado, Elon Musk, no han sido pocos en los primeros meses del año. Todavía a comienzos de mayo, Musk se metió en un lío cuando menospreció las preguntas de los analistas en la entrega de resultados del primer trimestre y, como consecuencia, la compañía se hundió en bolsa.

La crisis de reputación de Musk es evidente, especialmente cuando la prensa negativa sigue esparciéndose al mismo tiempo que las cifras financieras parecen encontrar algo de luz: Tesla tuvo un 26,4% más de ingresos en los primeros tres meses de 2018 y las ventas de coches crecieron un 25,8%, aunque sus gastos y pérdidas también aumentaron.

Tesla ha perdido a Matt Schwall, uno de sus nexos con los reguladores, que se ha ido a Google

Dentro de la compañía, el ambiente se antoja como un reflejo de su reputación pública. Y esto es claro con la fuga de ejecutivos que le han dado la espalda a Musk durante los últimos meses, el más reciente de ellos el director de rendimiento Matt Schwall, que se marchó para trabajar en Waymo, la división de coches autónomos de Alphabet (la matriz de Google).

Schwall era el contacto más cercano que tenía Tesla con los reguladores estadounidenses, por lo que su fuga para entrar al equipo de seguridad de Waymo se percibe como una alerta más de que algo anda mal dentro del fabricante de coches autónomos.

Schwall se suma a Jim Keller, el director de la división de "Autopilot", quien en abril se marchó para asumir un puesto en Intel, y a otras tres bajas de ejecutivos relacionados con las finanzas y las ventas que dijeron adiós en los primeros tres meses del año.

Doug Field, vicepresidente senior de ingeniería de Tesla, pidió un permiso para "recargar energías"

Por si fuera poco, el vicepresidente senior de ingeniería de Tesla, Doug Field, anunció la semana pasada que se tomaría un tiempo fuera de la compañía. Field, quien trabajó también para Apple, pidió un permiso sin goce de sueldo para "recargar energías y pasar tiempo con su familia", según Tesla, que también aclaró que el ejecutivo no se irá de la empresa.

Sin embargo, tantos cambios de piezas estratégicas en Tesla asustan, primero a los mismos analistas de los que Musk se burló, y luego a los consumidores y reguladores.

Hemeroteca

Google Tesla Elon Musk
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad