Jorge Gallardo, presidente de Almirall. ED/ARCHIVO

Deuda y recortes: la receta de Almirall para recuperarse

stop

La farmacéutica Almirall gana 93 millones de euros hasta septiembre pero más que duplica su deuda tras pedir un crédito de 400 millones

Barcelona, 12 de noviembre de 2018 (12:19 CET)

La nueva dirección de Almirall ha logrado sacar la compañía de una situación delicada, con pérdidas y problemas con su negocio en Estados Unidos. Pero lo ha conseguido a costa de duplicar la deuda en pocos meses y gracias también a una política de ahorro generalizado, con recortes de gastos e I+D.

La farmacéutica catalana ha ganado 93,2 millones de euros entre enero y septiembre, según ha comunicado este lunes a la CNMV. La cifra contrasta con los 99,7 millones perdidos en los tres primeros trimestres de 2017. El ebitda de Almirall subió el 49%, hasta los 149,5 millones de euros.

La compañía que preside Jorge Gallardo ingresó 584 millones, el 4% más, y logró disparar su ebitda gracias a los recortes: a los de los gastos generales, que rebajó más del 10% hasta los 264,7 millones, así como a los de I+D, que recortó el 14,6% por la cancelación de proyectos de investigación.

Almirall pidió un crédito de 400 millones para financiar la compra de Allergan

Para salir del agujero, Almirall no solo redujo gastos. También incrementó su deuda para financiar la compra de Allergan. En concreto, solicitó un préstamo puente de 400 millones de euros que multiplicó su deuda financiera, pasando de 250 a 550 millones.

El préstamo fue parcialmente compensado con la devolución de 100 millones de una línea de crédito y no sirvió para reforzar la tesorería de la empresa. De hecho, la inversión total para incorporar Allergan y tres fármacos más al portfolio de Almirall fue de 565 millones. Por ello, su posición de caja pasó de 280 millones a cierre de 2017 a 68 millones el 30 de septiembre pasado.

Almirall prevé superar los 200M de ebitda

Pese a este incremento de la deuda, la farmacéutica que dirige desde hace un año Peter Guenter aseguró que el pasivo había crecido menos de lo esperado, puesto que había podido devolver una línea de crédito de 100 millones.

En cualquier caso, la compañía de la familia Gallardo espera que la jugada le salga redonda, pues prevé un mayor crecimiento del ebitda en el cuarto trimestre gracias a la incorporación de Allergan. Así, Almirall calcula que cerrará el año con un beneficio operativo de entre 205 y 210 millones. Así, la deuda quedaría en 2,7 veces el ebitda.

Hemeroteca

Almirall
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad