Las telecos activan el modo 'promo' para robarse clientes en verano

El anónimo Digi roba 18.000 clientes de Vodafone, Orange y Movistar

stop

El operador rumano Digi continúa registrando buenos datos en abril y suma otros 18.000 clientes desde la competencia de los grandes operadores

06 de mayo de 2019 (14:02 CET)

En la guerra de tarifas y el robo de clientes móviles se ha impuesto la preferencia por el low cost. Mes a mes, hay un operador hasta hace poco desconocido, Digi, que durante este año está batiendo sus propios récords, aprovechando el descontento de los clientes que se marchan de las grandes compañías, como Movistar, Orange y Vodafone.

Este operador, que nació centrado en la comunidad rumana en España, se quedó con 18.000 clientes que pidieron una portabilidad móvil (cambiar de compañía conservando el número de teléfono) a su operador. Ya al final del pasado año fue capaz de importar más de 270.000 líneas de otros operadores (210.000 líneas si se descuentan los clientes que salieron desde dentro de la compañía).

Este año lo ha empezado con más fuerza. Digi, que pese a ser desconocido es una compañía de gran tamaño —cotiza en la bolsa de rumanía (Bucharest Stock Exchange) con una capitalización bursátil que asciende a los 2.700 millones de euros—  consiguió hacerse en el primer mes del año con 24.300 clientes (31.942 sin descontar líneas exportadas), doblando casi la misma cifra del año anterior.

Su táctica es similar a la del resto de operadores de bajo coste. Opta por ofertas con prestaciones sencillas —no ofrece televisión— y precios muy bajos —su tarifa más cara es de 42 euros—, combinado con una política de escasa inversión en publicidad y en marketing

Digi pesca entre los grandes

Otro de los ganadores en las portabilidades móvil fue MásMóvil. El operador amarillo ganó 31.200 clientes, lo que, pese a ser un dato positivo, significó su cifra más baja de crecimiento de la operadora desde junio de 2017. El auge de Digi también golpea al operador de Meinrad Spenger. Fuentes del sector señalan que el operador amarillo sufre el auge del rumano porque precisamente compiten por el mismo nicho, en el que ambos ofrecen únicamente comunicaciones a bajo precio. 

Del otro lado, entre los operadores que sufren salidas de clientes está Vodafone, con -35.000 clientes, con su peor mes desde noviembre pasado. También pierden clientes móviles Orange y Movistar, aunque mejorando sus anteriores cifras. El operador naranja pierde -26.700, con el mejor mes desde junio del pasado año, y el operador azul, con -11.300, con su mejor mes desde noviembre pasado, cuando terminó la disputa por el fútbol

Fuentes del sector quitan importancia a este fenómeno, al asegurar que la estrategia de los grandes operadores está en captar "clientes de valor". Dicho sin eufemismos: las compañías prefieren menos clientes que paguen más dinero por ofertas más caras a cambios de más prestaciones (servicios aunados de voz, datos, televisión y líneas combinadas), que tener menos clientes que lleguen seducidos por ofertas low cost.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad