DiR quiere reforzar los fondos propios con la entrada de un inversor

stop

La cadena de gimnasios huye del capital riesgo y se fija en grandes nombres de la élite deportiva de Barcelona

Entreno dirigido en un centro DiR de la capital catalana | ED

12 de marzo de 2014 (20:08 CET)

Los gimnasios DiR buscan un socio inversor que refuerce sus fondos propios. El grupo propiedad del empresario Ramón Canela propondrá en la próxima junta de accionistas, que se celebrará a finales de abril, una ampliación de capital nominal de 1,5 millones de euros. La operación alcanzará los 10 millones si se suma la prima de emisión, aseguran fuentes conocedoras del proceso a Economía Digital.

La iniciativa huye del capital riesgo o los fondos de inversión. El interés de la dirección de DiR es sumar a algún socio al proyecto que le aporte valor añadido, añaden los mismos interlocutores. Es decir, incorporar a grandes nombres de la élite deportiva de Barcelona.

Fuentes de la compañía admiten que ya estudian varias oportunidades que tienen sobre la mesa. Por el momento, no se ha concretado ningún acuerdo.

Deuda arrastrada

DiR es la única gran red catalana dedicada al fitness que cerró el ejercicio 2013 con beneficios. El volumen de negocio llegó a los 46,6 millones de euros y las ganancias antes de impuestos (ebitda) a los 7,7 millones. Su gran problema es la deuda arrastrada, indican otros interlocutores conocedores de las cuentas de la firma.

Las sucesivas inversiones en los centros y la ampliación de la red ha generado un agujero de casi ocho millones de euros. Si la cúpula logra completar la ampliación de capital, borrará de un plumazo esta cifra y elevará la rentabilidad y el valor de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad