DiR aguanta como la única red de gimnasios que gana dinero en Catalunya

stop

Ramon Canela estudia la entrada de nuevos socios para captar capital y “aprovechar las oportunidades del sector”

Zona de spa del gimnasio DiR Tarragona

28 de enero de 2014 (17:16 CET)

Los gimnasios DiR, propiedad del empresario Ramon Canela, han cerrado 2013 como la única gran red catalana dedicada al fitness que gana dinero. El volumen de negocio asciende a 46,6 millones de euros y ha permitido un ebitda de 7,7 millones.

Las dos magnitudes van a la baja. Mientras los ingresos retroceden un 10%, el margen de beneficios antes de impuestos se contrae un 13%. Los resultados de explotación limpios de polvo y paja alcanzan los 208.400 euros, unos 100.000 menos que el año anterior.

Carrera de obstáculos

Canela ha remarcado la dificultad del ejercicio recién cerrado. Considera que su empresa se ha comportado satisfactoriamente al zafarse de tres contratiempos que la competencia ha encajado peor.

Se trata de la conocida crisis de consumo, el incremento en 13 puntos de IVA y la eclosión de los gimnasios de bajo coste. Las mayores cadenas europeas han desembarcado en España. A nota de ejemplo, McFit ha inaugurado 22 centros en todo el país. En Catalunya se dan casos de aperturas a menos de 500 metros de los gimnasios DiR.

La competencia, noqueada


Los tres retos a los que se enfrentan los operadores tradicionales de fitness en España han girado facturas con adeudos considerables. Holmes Place está ahogada en pérdidas y busca capital urgente para evitar la quiebra.

En dos años, los números rojos acumulados ascienden a 21 millones. Duet, la otra gran referencia catalana, tampoco atraviesa momentos boyantes y aún no ha publicado el detalle de sus cuentas.

En busca de capital

DiR aprovechará la crisis para crecer. Con la situación financiera bajo control, según la firma, y la política comercial reconducida, Canela buscará nuevos accionistas para “afrontar las oportunidades del sector”. Antes de la recaída económica de 2010, se planteó la salida a bolsa, que por ahora sigue aplazada.

Esta empresa ha optado por la emisión de bonos y la búsqueda de nuevos socios como vía preferida de financiación. Por ahora, dispone de 68.000 clientes –llegó a los 80.000—, su red la integran 17 centros y emplea a un millar de personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad