El Ayuntamiento de Sabadell paraliza la venta de la compañía de aguas a Agbar

stop

Los principales accionistas aceptan la oferta del grupo participado por Suez

Sede de Cassa en Sabadell

19 de julio de 2012 (01:30 CET)

La ansiada adquisición de la Companyia d'Aigues de Sabadell (Cassa) por parte de Agbar se ha quedado encallada en la etapa final: el visto bueno del ayuntamiento de la localidad, encabezado por el alcalde socialista Manuel Bustos. Los principales accionistas de la empresa local han dado luz verde a las condiciones ofrecidas por la compañía liderada por Ángel Simón. Pagará como mucho 44 euros por acción, según fuentes conocedoras de la operación, lejos de los 71,5 euros que ofreció al lanzar la OPA hostil a finales de 2010.

De nuevo, la defensa del carácter local de la sociedad parece ser el principal obstáculo. Aunque el escenario actual es muy distinto al de hace casi dos años. Los accionistas de referencia quieren vender su participación e incluso el presidente de Cassa, Xavier Bigata, se desprenderá de su participación en el grupo, según los mismos interlocutores.

Necesidad de hacer caja

El principal problema actual de Cassa es que necesita hacer caja. Los beneficios en el tercer trimestre del 2011 han caído casi el 60%, hasta los 611.000 euros. Asimismo, los expertos consultados por Economía Digital muestran sus reparos en las últimas operaciones que han realizado. La más reciente, la adquisición de la gestión del servicio de agua del municipio de Sant Feliu de Codines (Barcelona) y el compromiso de invertir un millón de euros en la localidad. Cassa fue la única que pujó en el concurso, el resto de candidatos señalaron que no era rentable.

Entre los accionistas de referencia de la compañía de Sabadell está Unnim. La entidad, adquirida por el BBVA tras ser intervenida, es la que más presiona para que la venta llegue a buen puerto, según comentan los implicados. Cobrarán más de cuatro millones de euros. También tienen un participación destacada Banc Sabadell, quien ya dejó claro que no podrá palos en las ruedas de la venta; la Cambra de Comerç de la ciudad y la patronal del textil, el Gremi de Fabricants.

Acciones 'clase A'

El Ayuntamiento de Sabadell controla el 24,07% del capital social de Cassa. Pero la inmensa mayoría de los títulos son de clase A, 125.649 acciones, que no se pueden traspasar. Podrían vender una pequeña parte de títulos clase B que sí tienen en cartera, pero no reportaría una inyección de capital destacable según informan fuentes financieras.

Los portavoces del consistorio han declinado hacer comentarios sobre el bloqueo de la venta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad