El charcutero de Carrefour compra a la red del jamón podrido. En la imagen, jamones de Comapa almacenados en Carrefour.

El charcutero de Carrefour compra a la red del jamón podrido

stop

Estas son las pruebas que demuestran que el mayor distribuidor de ibéricos, Comapa, compra a las empresas del jamón podrido

David Placer

Economía Digital

El charcutero de Carrefour compra a la red del jamón podrido. En la imagen, jamones de Comapa almacenados en Carrefour.

07 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

El proveedor de ibéricos de Carrefour, Comapa, mantiene una larga relación comercial con las principales empresas de la trama del jamón podrido que está siendo desmantelada en España  y que ha sufrido la incautación de un millón de kilos de jamón en varias comunidades autónomas, entre ellas, Valencia, Extremadura, Andalucía y Madrid.

Comapa está siendo investigada por la Guardia Civil por dos causas diferenciadas: por el fraude masivos de jamones ibéricos y por su participación en el entramado de empresas que vendía jamones en mal estado, fuera de consumo preferente y putrefactos en media España.

Comapa, el mayor distribuidor de ibéricos de España, y con una facturación superior a los 120 millones de euros en 2017, ha negado de forma sistemática su participación en la trama del jamón podrido.

La empresa declaró a principios de año que no estaba siendo investigada y a mediados de año negó que su marca, Oro de la Ermita, haya sido prohibida por el ministerio de Sanidad, a través de la alerta alimentaria emitida a finales de junio pasado, tal como publicó este medio. Los investigadores de la causa confirmaron que los jamones de la marca de Carrefour fueron incluidos en la lista de productos vetados y Carrefour se vio obligada a retirar la mercancía. 

“En su día contestamos a un oficio de la Guardia Civil en ese sentido, indicando que no teníamos relación alguna con las empresas sobre las cuales nos requerían información, no siendo por tanto proveedoras de producto o servicio alguno a favor de ellas”, contestó la compañía a este medio a principios de este año

Pero Economía Digital ha obtenido pruebas que demuestran la relación estrecha entre el principal proveedor de ibéricos de Carrefour y la trama que está siendo investigada en dos juzgados en España (Fregenal de la Sierra, en Badajoz, y Alzira, en Valencia) por presuntos delitos contra la salud pública.

Comapa fue sorprendida con una redada en agosto con la incautación de documentación y material informático intervenido por órdenes de los juzgados de Alzira (Valencia).

Las pruebas

Comapa mantiene relaciones comerciales estrechas con dos de las empresas imputadas por los juzgados y que orquestan la trama del jamón podrido: Valle de los Valfríos y Cash La Temporada.

Economía Digital ha tenido acceso a varios documentos que prueban la relación comercial entre el proveedor de Carrefour y las empresas imputadas. Se trata de facturas y pagarés que corroboran que la relación entre las empresas no es casual, sino constante y sostenida en el tiempo.

Pagaré Cash Temporada

Valle Valfríos 3

Comapa 2001 SL ha emitido pagarés de forma constante durante el año pasado a las empresas Valle de los Valfríos y Cash La Temporada, dirigidas por los hermanos Francisco y Antonio Cordero Gamero, investigados por los juzgados por almacenar productos cárnicos en malas condiciones, con gusanos, larvas y moscas en naves de almacenamiento en Extremadura. Los productos eran “limpiados” y “adecentados” para ser vendidos principalmente como jamones loncheados con fecha de consumo preferente un año posterior a la real, según el sumario del caso.

La trama también se completa con una empresa investigada por falsificar productos ibéricos. La Guardia Civil detuvo hace pocos días un jamón con productos falsificados. La empresa distribuidora de los jamones fraudulentos, Lardeo Charro, está siendo investigada y su administrador único, Carlos Javier Rodríguez Hernández, ha pasado a disposición judicial después de haber declarado ante la Guardia Civil.

Lardeo Charro también emitió dos pagarés por la suma de 50.000 euros en noviembre de 2017 a la empresa Valle de los Valfríos, que vende los jamones podridos, tal como acreditan los pagarés que acompañan esta información. Ahora los investigadores investigan si Lardeo Charro forma parte de la red de empresas tapadera de los hermanos Cordero Gamero que han manejado la mayor parte del jamón podrido y blanqueado sumas millonarias, según las investigaciones judiciales.

lardeo charro

Economía Digital ha contactado con Comapa para aclarar su relación comercial con la trama del jamón podrido pero ni la empresa ni su agencia de prensa han contestado las llamadas de este diario. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad