Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés.

El Corte Inglés integra Bricor para sacarla de pérdidas

stop

Los grandes almacenes repiten la operación ya realizada con Hipercor hace dos años en busca de sinergias y ahorro de costes

Barcelona, 23 de julio de 2019 (04:55 CET)

En su camino hacia el recorte de costes, El Corte Inglés se prepara para dar un paso más. Los grandes almacenes que preside Marta Álvarez tienen entre ceja y ceja el mejorar la eficiencia de su ingente estructura. Y las filiales son una buena plaza donde pasar la lupa: dos años después de integrar Hipercor, la compañía hará ahora lo propio con Bricor en busca de “sinergias en el área de compras y la de ventas”.

El gigante de la distribución someterá la fusión a votación en la próxima junta de accionistas, prevista para el 25 de agosto. “Pretendemos mejorar y complementar la oferta comercial además de optimizar la propuesta comercial y de servicios de cara al cliente”, explica la empresa en un comunicado.

Si bien el ahorro de costes es la piedra angular de la operación, El Corte Inglés se esfuerza en tranquilizar a los trabajadores: “La integración no afectará a las plantillas de Bricor ni de El Corte Inglés”. “También se mantendrán ambas marcas, cada una con su propia identidad corporativa”, añade la misma nota.

El éxito de la unión con Hipercor fue clave para repetir la operación con Bricor

La intención del equipo de Álvarez es la de repetir el éxito de la fusión con Hipercor. Gracias a la unión de equipos, la filial de supermercados logró mejorar la implantación de la mercancía y reorganizar los espacios comerciales. “Los resultados positivos han impulsado la decisión de someter a aprobación la unión de Bricor”, zanja el comunicado.

Lo cierto es que renovar Bricor era una de las urgencias de los grandes almacenes. A falta de los detalles de los resultados del año pasado, la filial de bricolaje vivió un 2017 negativo: la facturación cayó el 22,9% hasta los 85,24 millones de euros y provocó la entrada en unas pérdidas de 8,93 millones.

La compañía no hizo públicos los números particulares de Bricor en 2018, pero sí admitió "una reordenación de espacios y de oferta comercial con el fin de avanzar hacia un mejor servicio y una mayor cercanía al cliente". "Se está avanzando en el aprovechamiento de sinergias con el grupo, también en la integración de equipos y sistemas con el fin de optimizar recursos", explicaba El Corte Inglés a finales de junio.

Las sinergias de El Corte Inglés: siempre en compras

La optimización del departamento de compras será una de las prioridades de la unión con Bricor. De hecho, esta división es una de las que están bajo el foco por las constantes duplicidades detectadas. A la espera de los resultados del estudio que elabora la consultora AT Kearney para recortar costes en los servicios centrales, El Corte Inglés promueve la salida de alrededor de una quincena de empleados cada semana, la mayor parte procedentes del departamento de compras, una arteria estratégica bajo el mando del consejero delegado Víctor del Pozo.

Las salidas se producen en una de las áreas estratégicas de los grandes almacenes, pues allí se establecen todas las relaciones con los proveedores y se adquiere el stock a comercializar. Así, desde hace meses se detectaron duplicidades y se optó por invitar al personal a trasladarse a las tiendas. Como ya explicó Economía Digital, es habitual que muchos de los empleados afectados rechacen la mudanza a su nuevo destino. Entonces se les compensa con indemnizaciones generosas, muy por encima de lo que establece la legislación.

No obstante, el departamento de compras agrupa dos particularidades, más allá de las duplicidades detectadas. La primera: es una planta dominada de arriba a abajo por Víctor del Pozo, el consejero delegado de los grandes almacenes, que, una vez descabalgado a Jesús Nuño de la Rosa de la presidencia, quiere conformar un equipo de gente de su exclusiva confianza.

Además, en la división tuvo especial impacto la mano de Jill Little, la asesora de confianza de Marta Álvarez. Procedente de la cadena de tiendas de productos de alta gama John Lewis, decidió sacudir el departamento por lo que, a su parecer, eran malos resultados. Por este mal funcionamiento, la compañía decidió descabezar, por ejemplo, el área de mujer de la división, también afectada por la reorganización de marcas bajo la cabecera Woman

 

 

Hemeroteca

El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad