Una empleada de El Corte Inglés cuelga el cartel de rebajas. EFE-EN

El Corte Inglés prepara su día sin IVA en plena campaña de rebajas

stop

La cadena de grandes almacenes lanza el día sin IVA este viernes y sábado en plena campaña de rebajas

Madrid, 16 de enero de 2019 (13:48 CET)

Las rebajas ya no son suficientes para vender de forma masiva y liquidar mercancía en stock. El Corte Inglés lanzará este fin de semana la popular promoción del “Día sin IVA”. Se alargará durante viernes y sábado, coincidiendo con la campaña de rebajas, según ha podido saber Economía Digital por fuentes cercanas a la compañía.

La cadena de grandes almacenes organizará dos jornadas de día sin IVA para electrodomésticos y productos electrónicos, mientras sigue adelante con las rebajas de moda que la cadena ya comenzó a celebrar antes de Reyes.

Este viernes, 18 de enero, los grandes almacenes comienza con el día sin IVA sólo para clientes con la tarjeta de fidelización de El Corte Inglés. El día siguiente, el sábado 19 de enero, la jornada se celebrará para todos los clientes.

Como novedad, la promoción del día sin IVA será compatible con la campaña de financiación que la empresa anunció hace pocos días. Se trata de la promoción Cero-Cero, un plan que incluye financiación de hasta 12 meses sin intereses. La oferta del día sin IVA no se aplicará a los departamentos de moda, supermercado y hogar, según confirman las mismas fuentes.

El Corte Inglés prepara una amplia campaña de comunicación para informar de sus ofertas que se lanzará horas antes de su última promoción. La compañía intenta que la promoción se organice en secreto y no trascienda hasta horas antes de su aplicación para evitar el efecto de retraso de la intención de compra.

El tropiezo en las rebajas

El Corte Inglés ha sufrido un tropiezo en la primera semana de rebajas, cuando las ventas han caído hasta los 334 millones de euros, el 0,8% menos en relación con el mismo período del año pasado. Con el día sin IVA, la cadena espera resarcirse.

Lo cierto es que las rebajas ya no son lo que eran. A pesar de que el descenso no suponen una caída desastrosa, las cifras de ventas están lejos de los resultados esperados.

La cadena cerró 2018 lejos de los objetivos planteados en varios departamentos clave. No se trata de un caso único. El gran consumo comienza a dar síntomas de estancamiento y los expertos del sector intuyen una desaceleración o, incluso, una crisis que podría llegar a finales de este mismo año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad