El Corte Inglés puja por la privatización de los hospitales de Madrid

stop

SANIDAD

Hospital del Sureste, en Arganda del Rey, Madrid

16 de junio de 2013 (20:00 CET)

El Corte Inglés ha entrado en la carrera por obtener los servicios hospitalarios que ha comenzado a privatizar la Comunidad de Madrid. La cadena de centros comerciales se ha inscrito en el concurso para obtener la gestión de dos hospitales madrileños: el Infanta Leonor, en Vallecas, y el Sureste, en Arganda del Rey. Atienden a casi 500.000 habitantes.

La empresa de Isidoro Álvarez ha presentado una oferta conjunta con Ribera Salud (socio principal) y OHL, a través de la filial de El Corte Inglés, Iecisa. La aportación de la cadena de tiendas estaría enfocada a la gestión de los servicios administrativos, especialmente en el área de informática, donde la compañía ha prestado sus servicios a varios ministerios.

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM), conocida como la Marea Blanca, ha llamado al boicot comercial por la participación en el proceso de privatización de los hospitales de Madrid. La entidad critica que la cadena de centros comerciales, sin experiencia en gestión hospitalaria, opte por el concurso.

El torpedo político

El consorcio en el que participa El Corte Inglés ha sido atacado por el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, quien aseguró esta semana que la empresa Rivera Salud está al borde del concurso de acreedores. El PP madrileño criticó la actitud de Gómez de “intimidar” a los empresarios que han decidido participar.

Según Gómez, El Corte Inglés también “va de la mano” de Sanitas, que lucha por la gestión del hospital de Henares, en Coslada, un término que no ha sido confirmado por la empresa. La consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid anunció que dará todos los detalles de las candidaturas los próximos días.

El modelo estadounidense

El gobierno de Madrid ha lanzado el mayor proceso privatizador de la sanidad española al sacar a concurso la gestión de seis hospitales durante 10 años de concesión y por un coste de 4.700 millones de euros. En el concurso participarán los gestores hospitalarios Sanitas, Ribera Salud e HIMA, un grupo sanitario puertorriqueño.

Ninguna de las empresas pugna entre sí por los hospitales, lo que ha generado las sospechas de que ha habido una repartición previa. El proceso cuenta con el rechazo de una parte importante de los médicos y profesionales de la Sanidad, lo que ya ha hecho dudar al grupo puertoriqueño, especializado en turismo sanitario y que puja por los hospitales de Parla, Aranjuez y San Sebastián de los Reyes.

El presidente de esa empresa, Joaquín Rodríguez, aseguró el viernes pasado que "ir a un sitio donde a uno no le quieren, no es bueno" en declaraciones a la cadena Ser. El gobierno de la Comunidad ha dicho que la oferta de todos los participantes es firme y que la privatización seguirá su curso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad