Uno de los centros comerciales de El Corte Inglés. Fuente: EFE

El Corte Inglés salva el semestre con la campaña navideña

stop

Los grandes almacenes elevan las ventas a pesar de tener menos centros abiertos y corrigen la tendencia negativa que arrastraban desde septiembre

Barcelona, 15 de enero de 2020 (04:55 CET)

Las caras largas que hasta mediados de noviembre eran habituales en las oficinas de El Corte Inglés dieron paso a una media sonrisa con la llegada del invierno. La compañía arrastraba un descenso de ventas desde el inicio de la campaña --a comienzos de septiembre-- hasta las puertas del Black Friday, pero la llegada de la temporada alta sirvió para revertir la tendencia negativa: de una caída del 0,9% en el 20 de noviembre se pasó a un ligero crecimiento del 0,15% el día 5 de enero.

A pesar de que desde la empresa que preside Marta Álvarez declinan hacer comentarios, fuentes internas explican que hay satisfacción con el funcionamiento del Black Friday y Navidad. "Con menos centros comerciales abiertos se ha conseguido mejorar las cifras del ejercicio anterior", comparan. La razón, es que en 2020 se fue más agresivo con las promociones que en el año anterior.

Las cifras a las que ha tenido acceso Economía Digital revelan que las ventas entre los centros comerciales y la página web de El Corte Inglés entre el mes de septiembre y el 20 de noviembre --previo al Black Friday-- descendían el 0,9%. Sin embargo, el 2 de diciembre, con la tradicional promoción estadounidense ya celebrada, la rebaja era del 0,22%.

No obstante, la compañía no contabiliza las ventas hasta que no entrega las mercancías, y la mayoría de los productos adquiridos por internet se repartieron durante los primeros días de diciembre. Por ello, el efecto del fin de semana de agresivos descuentos se solapó con la campaña navideña para llegar al día de los Reyes Magos con una subida del 0,15%.

Los datos de El Corte Inglés, por divisiones

La alegría en las oficinas de la madrileña calle Hermosilla va por departamentos. Por ejemplo: la división de moda crece apenas el 0,05% impulsada por la sección de caballeros (+0,60%) y señoras (+0,25%) mientras que a mediados de noviembre arrastraba un descenso del 1,4%. La cruz son las estanterías de moda infantil (-0,40%) y ropa interior/baño (-1,5%).

El téxtil se mantiene como el principal músculo de El Corte Inglés --a pesar de que Economía Digital no ha tenido acceso a los datos en millones de euros--. Mejores datos obtiene la división de complementos y zapatería, que incrementa sus ventas el 4,2%. El buen resultado es agridulce, pues el 20 de noviembre la mejora era del 5,9%.

Por el contrario, el departamento de hogar se descalabra el 2,7% (-3% en noviembre). Con el departamento de alimentación casi plano (+0,30%), también cerró la campaña navideña en negativo la sección de entretenimiento, que cayó el 2,6% (-5,8% en noviembre). La empresa dirigida por Víctor del Pozo sufrió especialmente en algunos de los productos estrella de estas fechas: la división de juguetes cayó el 12% y la de cultura y ocio el 6,7%.

La vía de El Corte Inglés para ganar más

El Corte Inglés asume que incrementar sus ventas de forma significativa es una misión casi imposible. Con las cifras prácticamente planas, la compañía no renuncia a ganar más dinero, pero con la partida de ingresos congelada, el método es hacerlo a través de un recorte de gasto. Y sus más de 31.000 proveedores ​van a ser parte del ajuste.

Fuentes internas explican que la primera de las medidas pasa por bajar el coste de los suministros que recibe la empresa. Los grandes almacenes que preside han creado una nueva dirección de suministros con tal de aglutinar todas las compras y obtener así mejores precios. Desde la empresa sí confirman la creación de la nueva dirección y aseguran que la obtención de mejores condiciones es una de las misiones de Víctor del Pozo.

En paralelo, El Corte Inglés también se ha puesto más exigente con los proveedores de sus productos. Aunque desde la compañía insisten en que se revisan los contratos constantemente y que se mantiene la misma estrategia que en ejercicios anteriores, otras voces aseguran que en la empresa también se quiere apretar a los abastecedores para reducir costes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad