El embajador de Venezuela prioriza resolver el conflicto con las líneas aéreas 

stop

El diplomático asegura que pondrá todos sus esfuerzos para intentar que Iberia y Air Europa expatrien sus dividendos en Venezuela 

El presidente de Air Europa Juan José Hidalgo (izquierda) y el embajador de Venezuela.

Madrid , 04 de marzo de 2015 (02:00 CET)

El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, ha regresado de sus consultas en Caracas tras la crisis diplomática con el gobierno de Mariano Rajoy, con un propósito inmediato: intentar a resolver la tensión que mantienen las dos grandes líneas aéreas españolas, Iberia y Air Europa, con el gobierno de Nicolás Maduro por el dinero retenido en Venezuela que el gobierno no autoriza a retirar del país.

El embajador de Venezuela ha explicado a este medio que intentará mediar para que las líneas puedan llegar a una solución con el gobierno chavista. El férreo control de cambio que Venezuela mantiene para evitar la fuga de capitales ocasiona serias dificultades para las compañías que desean repatriar los beneficios obtenidos en el país. Air Europa calcula que tiene 200 millones de euros retenidos e Iberia ha contabilizado 184 millones sólo en las operaciones de 2013. El punto de conflicto está en qué tipo de cambio debe aplicar el gobierno, con graves problemas de divisas, para la expatriación del dinero.

Ver la información completa en 02B.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad