El fundador de Ekol dejará la compañía por gestionar una protectora de gatos y perros

stop

Ahmet Musul ha dejado atada su salida de la presidencia del gigante de la logística en 2019

El presidente del grupo Ekol, Ahmet Musul

07 de noviembre de 2014 (02:00 CET)

Ahmet Musul es un directivo que rompe estereotipos. Fundó y preside una de las primeras compañías de su Turquía natal, el gigante de la logística Ekol. “El dinero es lo que debemos hacer, no el objetivo” y “no vendemos sólo productos o servicios, también felicidad”, son algunas de sus máximas que comparte con Economía Digital.

La filosofía no es sólo fachada. Marca su proceder en el grupo. Un ejemplo de ello se encuentra en la forma con la que ha decidido poner punto y final a su trayectoria profesional en la firma. El empresario dejará Ekol en 2019. Como es el primer accionista y no tiene hijos, sus títulos se convertirán en autocartera. Quién (o quiénes) tomen su testigo no los podrán vender a un tercero.

Continuidad

Musul se ha asegurado que la compañía nunca irá a parar a manos extrañas. Él es el accionista de control, le sigue un grupo inversor de Abu Dhabi y algunos miembros del comité de dirección, los más antiguos, se reparten también una participación minoritaria.

Además, los estatutos de la compañía marcan que la mayoría de los beneficios anuales se reinvertirán en Ekol. Los propietarios y trabajadores sólo pueden repartirse un pequeño porcentaje. Esta es otra de las reglas doradas del grupo que su presidente luchará para que se mantenga. Justifica parte de su éxito en que el departamento de I D lo conforman 78 personas sólo centradas en el sector de la logística, uno de los más grandes del sector.

Protectora de gatos y perros

¿Cuál será la ocupación del empresario cuando salga de Ekol? “Empezaré un proyecto privado con el que ya estoy trabajado”, relata. Musul ha detectado una zona verde cerca de Istanbul que transformará en un “gran hábitat verde para animales que están en la calle”. La protectora se centrará en gatos y perros, muy abundantes en Turquía, y abrirá sus puertas a “familias con niños” para que lo visiten.

El ejecutivo pretende hacer un trabajo de concienciación en su país de origen, donde aún reside. “Nuestra generación está perdida porque es muy complicado cambiar un punto de vista, pero la próxima será mejor”, afirma.

Musul ya tiene un plan. Aún llevará las riendas de Ekol cinco años más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad