El liquidador de Gran Tibidabo hace el trabajo sucio en Iradier

stop

El especialista en gestionar empresas en crisis José Azemar liquidará la sociedad que regenta el selecto gimnasio de Barcelona

28 de abril de 2014 (21:30 CET)

Deportivo Femenino Iradier desaparecerá el próximo 1 de mayo. La antigua cúpula del prestigioso gimnasio de Barcelona, encabezada por Rosa Carcas, ha dejado el proceso de liquidación en manos de un experto en la gestión de las empresas en crisis, José Azemar Castells. El mismo que se encargó de la clausura definitiva de Gran Tibidabo en 2003, el holding presidido por Javier de la Rosa que protagonizó las crónicas judiciales de la segunda mitad de los 90. 

En el currículum de Azemar aparecen grupos de sectores muy distintos. Desde la escuela de pilotos Top Fly, quebrada en 2011, al grupo de componentes de la automoción Industrias Boix, cuya insolvencia se remonta a principios de la década.

Compra de Metropolitan

En esta ocasión, el trabajo que desarrollará en Iradier es más sencillo. Sólo debe encargarse de la disolución formal de la sociedad. La cadena Metropolitan ha salido al rescate del negocio de Carcas y se ha comprometido a subrogar a toda la plantilla de Iradier.

A partir de este miércoles, el gimnasio será rebautizado con el nombre Metropolitan Iradier. La compañía dirigida por Javier Pellón invertirá tres millones de euros en modernizar las instalaciones y renovar el equipamiento del centro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad