La competencia en la venta de smartphones sigue muy reñida: Samsung sigue líder, Xiaomi escala un puesto y el resto de grandes fabricantes mejoran ligeramente

El mercado móvil vuelve a coronar a Samsung (pero hay sorpresas)

stop

Un fabricante supera una posición entre sus competidores mientras el resto mejoran ligeramente sus marcas particulares

Economía Digital

La competencia en la venta de smartphones sigue muy reñida: Samsung sigue líder, Xiaomi escala un puesto y el resto de grandes fabricantes mejoran ligeramente

Barcelona, 29 de mayo de 2018 (19:03 CET)

El negocio mundial de la venta de teléfonos inteligentes sigue creciendo en un mercado en el que las posiciones entre competidores casi no se mueven. Se venden más teléfonos que nunca, con Samsung como marca líder. Pero ya llegan los primeros síntomas de cambio: la marca nipona está tocando techo y Xiaomi siente que es su momento, después de haber duplicado su cuota de mercado.

Los datos de la consultora especializada Gartner colocan a Samsung con 78,6 millones de smartphones vendidos, lo que supone una cuota de mercado del 20,5%, tres décimas menos a lo que ostentaba en el mismo trimestre de 2017.

Al fabricante coreano le sigue Apple, con algo más de 54 millones de dispositivos vendidos y una cuota del 14,1%, superior al 13,7% del primer trimestre de 2017.

Mercado de móviles: Oppo perdió su cuarta posición respecto a Samsung

En tercera posición, Huawei. Sus 40,4 millones de unidades vendidas y su cuota del 10,5% (ligeramente superior a la del 9 % de hace un año) sigue la tónica habitual del mercado durante los tres primeros meses del año.

Pero la marca que más creció fue el fabricante chino Xiaomi. Vendió 28,5 millones de teléfonos, más del doble que hace un año, por lo que pasó a ostentar una cuota de mercado del 7,4 %, frente al 3,4% anterior.

Xiaomi da el estirón

¿Cómo lo ha conseguido? La marca china se ha popularizado por sus precios competitivos, como el Redmi 5, uno de sus modelos que se puede comprar con 150 euros.

Su crecimiento le ha llevado a marcar en rojo la primera mitad de año para salir a bolsa. Para ello ha fichado a Morgan Stanley y Goldman Sachs para liderar la operación con la que quiere alcanzar una valoración de 81.400 millones de euros. La OPV sería la mayor de una tecnológica desde la salida a cotización del gigante de distribución Alibaba.

La marca que peor parada ha salido ha sido Oppo, que hasta ahora era el cuarto fabricante mundial por venta de smartphones. En el primer trimestre de 2018 vendió 28,2 millones de unidades y tuvo una cuota del 7,3%.

Los datos generales mostraron que entre enero y marzo se vendieron en el mundo 383,5 millones de teléfonos inteligentes, lo que supone un 84% del total de teléfonos móviles vendidos (455 millones).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad