'El Periódico' rompe las negociaciones con sus trabajadores

stop

La dirección de la empresa se retira de la mesa de diálogo tras la negativa del comité de rebajar los salarios un 11%. Los trabajadores se reúnen este viernes para decidir las movilizaciones

09 de marzo de 2012 (12:30 CET)

Los directivos del Grupo Zeta abandonaron este jueves las negociaciones con los trabajadores después de que la plantilla haya rechazado la última oferta de la empresa: una rebaja del 11% del salario. Los trabajadores celebrarán este viernes una asamblea para decidir el tipo de movilizaciones que convocarán tras la ruptura del diálogo.

La empresa había planteado un recorte de un 25% del salario al inicio de las negociaciones, una cifra que fue bajando hasta la oferta final del 11%. En el último acercamiento entre la directiva y el comité de empresa, los empleados habían aceptado un recorte salarial del 7,5% revisable en función de los próximos resultados económicos.

Los trabajadores exigieron durante toda la negociación que los altos directivos (a quienes consideran responsables de la complicada situación de la empresa) también asumieran un a disminución de sueldo proporcional.

La plantilla dirigió hace pocos días una carta al dueño de la empresa, Antonio Asensio Mosbah, en la que pedía al propio Asensio y a su equipo directivo asumir sacrificios económicos similares a los que se le exige a los trabajadores. La plantilla de El Periódico de Catalunya, la joya del Grupo Zeta, sostiene que la complicada situación financiera de la compañía ha sido ocasionada por la mala gestión financiera de los máximos directivos.

Las declaraciones en la negociaciones de uno de los máximos directivos del grupo, Juan Llopart, de que la edición en papel es un negocio muerto, encendieron los ánimos entre los trabajadores que han organizado desde Twitter una plataforma para hacer visible su descontento por la forma cómo se ha planteado la negociación de los recortes. Buena parte de los empleados es partidaria de aumentar las movilizaciones callejeras y plantear un escenario de huelga.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad