El PP suspenderá a los detenidos en la operación Púnica

stop

El partido asegura que "está indignado" por los nuevos casos de corrupción

27 de octubre de 2014 (15:09 CET)

El Partido Popular celebró la misma tarde dellunes una reunión para suspender de militancia a todos los implicados del partido en la operación Púnica, la macrorredada policial que se ha saldado con 37 detenidos y 51 imputados por cobro de comisiones en las adjudicaciones de obras públicas.

El vicesecretario general de Estudios y Programas del partido, Esteban González Pons, fue el encargado de dar la cara el lunes para explicar la reunión del Comité de Derechos y Garantías del PP para suspender de militancia a todos los implicados en la operación, entre ellos, Francisco Granados, ex número dos de Esperanza Aguirre, el alcalde de Valdemoro (Madrid), José Carlos Boza Lechuga, y el presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez Barazón.

“El partido está indignado y condena cualquier tipo de corrupción”, aseguraba González Pons en una rueda de prensa convocada en la sede del partido. González Pons rehusó comentar el resto de casos de corrupción en los que está involucrado el PP como los pagos en dinero negro del ex tesorero Luis Bárcenas.

Esperanza Aguirre

Con más reflejos, Esperanza Aguirre convocó otra rueda de prensa para mostrar su indignación con lo ocurrido, no solo por este caso, sino que se refirió también al resto de escándalos. La ex jefa de Granados llegó a decir que estaba dispuesta a asumir todas las responsabilidades.

Era una forma de poner en evidencia a Mariano Rajoy, que incluso evita citar por su nombre a Rodrigo Rato, pero la presidenta del PP de Madrid no llegó especificar cómo y de qué manera va a asumir la responsabilidad que le toca por una nueva trama de corrupción encabezada por quien durante muchos años fue su hombre de confianza.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad