El regalo de Reyes a Mataró: el Corte Inglés pagará 19,2 millones de euros

stop

NUEVA TIENDA

Una tienda de El Corte Inglés en Madrid.

01 de enero de 2011 (21:47 CET)

El Ayuntamiento de Mataró (Barcelona) tendrá su particular regalo de Reyes en 2012. En plena crisis, el Corte Inglés pagará al gobierno local el próximo 9 de enero 19,2 millones de euros, el 80% del precio del suelo que compró en 2009 para instalar un nuevo centro comercial.

El Corte Inglés ya había anticipado hace dos años el 20% del precio del suelo, 4,8 millones de euros, pero había pospuesto el resto del pago a la concesión de las licencias urbanísticas que el ayuntamiento otorgará el próximo 9 de enero, según confirmaron a Economía Digital fuentes del gobierno local.

La Generalitat también tiene previsto entregar ese mismo día las licencias comerciales, todo un trámite pactado para que la cadena de tiendas y el ayuntamiento formalicen el contrato de compra-venta de los terrenos esa fecha. La inyección de dinero, vital para el ayuntamiento, no ha sido una sorpresa para el gobierno local, que ya había presupuestado el dinero en sus cuentas de este año.

Con las licencias comerciales y urbanísticas aprobadas, el comienzo de la obra pudiera ocurrir en cualquier momento. El ayuntamiento tiene la convicción de que los trabajos se iniciarán “en breve” aunque la cadena de tiendas asegura que las excavadoras aún tardarán.

El Corte Inglés deberá pagar también los gastos de la urbanización de la zona y dos millones de euros adicionales para proteger el patrimonio de la ciudad, después de la deconstrucción de una vieja fábrica que al inicio de las negociaciones estaba protegida y no podía ser modificada. Ahora se espera reconstruir el viejo inmueble después de que termine la obra del centro comercial.

160 millones de inversión


El Corte Inglés compró el terreno de unos 25.000 metros cuadrados a unos 1.000 euros el metro cuadrado, un precio ventajoso en 2009 cuando el metro cuadrado en el centro de la ciudad se ubicaba en los 2.500 euros para uso residencial, según el analista inmobiliario Gonzalo Bernardos.

El nuevo centro comercial tendrá unas dimensiones muy similares a las del inmueble de Tarragona, que abrió hace pocos meses. El edificio tendrá seis plantas y varios sótanos destinados al aparcamiento. La superficie comercial será de unos 38.000 metros cuadrados aunque la construida superará los 60.000. El edificio de Tarragona costó 160 millones de inversión y ofreció 800 empleos (300 de ellos directos), unas cifras similares a las previstas en Mataró.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad