El Rey viaja a Brasil y Chile con séquito empresarial

stop

ACUERDOS ECONÓMICOS

El Rey tras su salida del hospital.

03 de junio de 2012 (10:52 CET)

El Rey viaja este fin de semana a Brasil y Chile con el objetivo de favorecer nuevas oportunidades de negocio para las empresas españolas y preparar con media docena de líderes de la región la Cumbre Iberoamericana de noviembre en Cádiz.

Don Juan Carlos recorrerá casi 8.000 kilómetros para entrevistarse con los presidentes de Brasil y Chile, Dilma Rousseff y Sebastián Piñera, pero también con los de México, Felipe Calderón; Colombia, Juan Manuel Santos, y Perú, Ollanta Humala, que viajarán a Chile para constituir junto a este país la Alianza del Pacífico, nueva área de integración en la región.

La gran ausencia de este viaje será la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner. A pesar de la excelente relación con el monarca español, la diplomacia española ha decidido dejar fuera de la agenda a la presidenta argentina tras la expropiación de YPF que ha roto los acuerdos comerciales bilaterales.

Con escolta de lujo


El Rey iniciará su agenda de trabajo el próximo lunes en Brasilia, donde se reunirá con Dilma Rousseff. A este encuentro, Don Juan Carlos acudirá con un séquito empresarial de primer nivel. Empresas de la talla de Banco Santander, Telefónica, Iberdrola, Isolux-Corsán, Repsol, Abengoa, Gas Natural Fenosa, Indra, Acciona, CAF, Talgo, Navantia, Airbus Military e Iberia asistirán representadas al máximo nivel.

Salvo cambios de última hora, al encuentro empresarial asistirán los presidentes del Santander, Emilio Botín; Iberdrola, Ignacio Galán; Repsol, Antonio Brufau y Telefónica, César Alierta, entre otros, así como el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, que también se desplazará a Chile. Tanto en un país como en otro la CEOE firmará acuerdos de colaboración con las patronales de los dos países.

El Gobierno español considera que tiene que recuperar el tiempo perdido con Brasil, adonde no viaja un presidente del Gobierno español desde 2008 y cuya última visita oficial del Rey se remonta al año 2000.

Momento clave para Chile


Desde Brasilia, la delegación española se desplazará a Santiago de Chile, donde el Rey se entrevistará el martes con Sebastián Piñera. También aquí los dos líderes inaugurarán un encuentro empresarial con representantes de los dos países.
Telefónica, Endesa, Santander, BBVA, Sacyr, Indra, Abengoa, Enagás, Técnicas Reunidas, Airbus Military y CAF estarán representadas al máximo nivel.

El encuentro con Piñera estará marcado por el interés de las empresas españolas en cómo va a mejorar el país la seguridad jurídica y acortar los trámites administrativos y judiciales. Piñera se ha mostrado preocupado esta semana por las barreras que su país pone a las inversiones extranjeras y quiere conseguir el beneplácito de las grandes empresas españolas que como
Endesa se está jugando mucho dinero en el país.

Cumbre de Cádiz


El miércoles el Rey viajará al norte del país para almorzar con los presidentes de Chile, México, Colombia y Perú, quienes se reunirán en Cerro Paranal, en la región de Antofagasta, para constituir la Alianza del Pacífico, un nuevo foro de integración regional. Es posible que al almuerzo asista también la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, cuyo país tendrá estatus de observador, como Panamá, en la Alianza.

Aunque España no tendrá ningún papel en este foro, Piñera invitó al Rey a visitar Chile coincidiendo con la presencia en el país de otros socios iberoamericanos. Con ellos Don Juan Carlos tendrá oportunidad de avanzar en los preparativos de la Cumbre Iberoamericana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad