Endesa da una de cal y otra de arena al Gobierno

stop

JUNTA DE ACCIONISTAS

Borja Prado, presidente de Endesa

26 de junio de 2012 (14:07 CET)

El presidente de Endesa, Borja Prado, tiene sentimientos encontrados con las políticas adoptadas por el Gobierno. Por un lado, en materia energética, Prado destaca el gran esfuerzo del Ejecutivo de Mariano Rajoy por reducir el déficit de tarifa, pero que precisamente las medidas adoptadas en marzo “están exigiendo esfuerzos desproporcionados y desequilibrados”, que según Prado “pueden tener consecuencias para la capacidad de inversión y, por extensión, para la calidad del servicio y el crecimiento de la economía”.

El presidente de Endesa asegura que la compañía ha sido “la más perjudicada” de todo el sector por los recortes a la distribución. Prado ha afirmado que las reformas serán costosísimas para la compañía, pero que podrán salir adelante como han hecho en otras ocasiones.

Déficit de tarifa

Prado ha afirmado también durante su discurso en la junta general de accionistas de Endesa que “el Gobierno está dedicando el tiempo necesario para debatir la situación antes de adoptar una solución definitiva que acabe con la incertidumbre regulatoria”.

El presidente de Endesa sí aplaude algunas de las medidas como la subida de la tarifa de la luz del pasado abril ya que “son imprescindibles”. También se mostró satisfecho con el avance de la titulización del déficit de tarifa que ha aportado a las arcas de Endesa 1.700 millones en lo que va de año. A la eléctrica que controla Enel le queda todavía por titulizar 7.000 millones de euros del déficit de tarifa.

Por su parte, el consejero delegado de la compañía, Andrea Brentan, ha pedido al Gobierno que se eleve el umbral de déficit de tarifa para este año, que está situado en 1.500 millones de euros para 2012, y que en cinco meses ya se ha superado. Además, Brentan quiere que el Ejecutivo mantenga el déficit de tarifa para 2013. Industria ha asegurado en varias ocasiones que para el próximo año quiere acabar con el déficit.

Apoyo público

Pero Endesa tiene claro una cosa, su incondicional apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy en su política de reformas y ajustes económicos para salir de la crisis. Prado ha confirmado que les “parecen adecuadas” y que es un momento de “unidad y de apoyo al Gobierno para que España recupere la confianza de los mercados financieros, ajuste sus cuentas y vuelva a la senda del crecimiento”.

Endesa ha aprobado en su junta general el pago de un dividendo de 0,606 euros por cada acción por lo que abonará un total de 646 millones de euros, un 30% del beneficio total de la compañía que ascendió en 2011 a 2.212 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad