El nuevo presidente de Endesa, Juan Sánchez-Calero, y el consejero delegado José Bogas (izq.), durante la junta de accionistas. EFE/Chema Moya

Endesa dará la vuelta a sus resultados

stop

Los analistas prevén que Endesa ganará el 6,7% más en el segundo trimestre, con lo que compensará el descenso de los tres primeros meses del año

Economía Digital

El nuevo presidente de Endesa, Juan Sánchez-Calero, y el consejero delegado José Bogas (izq.), durante la junta de accionistas. EFE/Chema Moya

Barcelona, 22 de julio de 2019 (13:35 CET)

Endesa es una de las empresas del IBEX que, este martes, inaugura la temporada de resultados del segundo trimestre de 2019. Se espera que la energética que preside Juan Sánchez-Calero logre dar la vuelta a un inicio de año dubitativo y se sitúe en la línea de los objetivos anuales. Según las previsiones de los analistas publicadas por Inversión, Endesa mejorará el 6,7% sus beneficios.

La energética española controlada por la italiana Enel ganará 399 millones de euros entre abril y junio. Esa es la previsión de los analistas, que sitúan Endesa mejor que hace un año gracias a la mejora del margen en electricidad y a las políticas de ahorro y eficiencia.

Las previsiones de los analistas consultados por Inversión indican que la empresa que dirige José Bogas logrará así dar la vuelta al inicio de año. Endesa ganó 363 millones de euros hasta marzo, el 2,4% menos. Pero con los 399 millones del segundo trimestre, los beneficios semestrales ascenderían a 762 millones, el 1,3% más (10 millones más), que en los primeros seis meses de 2018.

Gracias a este crecimiento, los brokers consultados no tienen dudas de que Endesa logrará su objetivo anual de llegar a un beneficio neto de 1.500 millones de euros, con un ebitda de 3.700 millones.

Los analistas, a la expectativa

Las fuentes financieras apuntan a que el primer trimestre no fue malo para la energética, pese a la caída de las ganancias, porque el margen unitario integrado de electricidad mejoró y generó ahorros en eficiencia. Entre ambos factores, Endesa pudo compensar el deterioro del margen unitario del gas, aunque fue el incremento de los costes financieros lo que terminó con un resultado peor que el del mismo periodo del año anterior.

Lo que esperan ver ahora los analistas es si en el segundo trimestre se mantuvo la buena tendencia en cuanto a los márgenes del negocio eléctrico y si mejoró en el negocio del gas. También están a la expectativa de la evolución de la deuda, otra de las magnitudes clave en Endesa.

En el primer trimestre, el pasivo de la energética se disparó en más de 1.000 millones, hasta los 6.897 millones. Hay que ver ahora, este martes, cómo cerró la primera mitad de año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad