Álvaro Nadal salva los resultados de Endesa. En la imagen, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. EFE/Mariscal

Nadal salva los resultados de Endesa (aunque parezca mentira)

stop

La decisión del ministro de Energía, Álvaro Nadal, de devolver el bono social impulsa el beneficio de Endesa en 2017

Economía Digital

Álvaro Nadal salva los resultados de Endesa. En la imagen, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. EFE/Mariscal

Barcelona, 28 de febrero de 2018 (08:59 CET)

Álvaro Nadal salva los resultados de Endesa. La orden dictada por el ministro de Energía en octubre de devolver a las eléctricas las cantidades que abonaron en concepto de bono social entre 2014 y 2017 aportó a la compañía presidida por Borja Prado un impacto positivo de 222 millones de euros. Un extraordinario que provocó que cerrara 2017 mejorando beneficios.

Esta inyección de fondos permitió a Endesa ganar 1.463 millones de euros en 2017, el 3,7% más que en el ejercicio anterior, según ha informado la eléctrica este miércoles al regulador bursátil. Los ingresos de la empresa repuntaron el 5,7% hasta 20.057 millones, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) creció el 3,2%.

Que la orden de Nadal salve los resultados de Endesa no deja de ser irónico. El ministro mantiene un pulso con Endesa, que ha incluido acusaciones públicas a la empresa --y a su matriz, la italiana Enel-- de no invertir lo suficiente y trabas a las pretensiones de la eléctrica de cerrar algunas de sus centrales térmicas, como las de Compostilla y Andorra (Teruel).

El ministro Álvaro Nadal sostiene que Endesa no invierte lo suficiente

Con estos resultados, Endesa propondrá pagar un dividendo de 1,382 euros por acción, el 5% más. La eléctrica destaca que el margen bruto de su negocio regulado mejoró el 8% hasta 3.284 millones de euros y Enel Green Power España contribuyó en 181 millones de euros al aumento del ebitda (frente a 75 millones en 2016).

Baja el negocio liberalizado

El negocio liberalizado, en cambio, bajó el 18%, hecho que la compañía atribuye al incremento de los costes variables por la baja producción hidroeléctrica del ejercicio, que obligó a incrementar la producción de las centrales térmicas. En este sentido, los costes de compras de energía subieron el 21,6%.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad