stop

Las escuelas del grupo Montcau, presidido por Antoni Abad, habría cobrado unos 12 millones a los padres de los alumnos escondiendo que eran cuotas voluntarias

Barcelona, 23 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Antoni Abad, presidente de la patronal Cecot, habría cobrado con sus escuelas unos 12 millones de euros de forma presuntamente ilegal a los padres de los alumnos de sus escuelas. Así se desprende de las denuncias contra él y su hermano, propietarios del grupo Montcau, por las que fueron imputados y que están siendo investigadas por la fiscalía.

Xavier Chalé, ex socio de los Abad despedido por los mismos en septiembre de 2016, les puso dos demandas. Una de ellas denunciaba un supuesto “ilícito circuito financiero” con una doble finalidad: pagar menos impuestos y el lucro del presidente de Cecot y de su hermano. Gran parte de este dinero salía del bolsillo de los padres de los alumnos y se habría cobrado de forma ilegal, según la denuncia, por lo que están siendo investigados por administración desleal y delito societario.

La práctica de era la siguiente: como centros concertados, no pueden cobrar cuotas obligatorias, solo voluntarias. Sin embargo, lo hacían ocultando que se trataba de cuotas obligatorias, escondiéndolas como servicios escolares. Las cantidades ascendían a entre 1,5 y 2 millones al año –en función del número de alumnos – por los que entre 2009 y 2016, periodo al que hace referencia la denuncia, habrían cobrado unos 12 millones de euros, como muestra uno de los anexos a la denuncia, que recoge los recibos.

Antoni Abad habría cobrado cuotas a los padres de colegios concertados ocultando que su pago era voluntario

Según contaron fuentes bien informadas, inicialmente las escuelas cobraban dichas cuotas como voluntarias. Pero con el inicio de la crisis, muchos padres empezaron a recortar este gasto y cayeron los ingresos de Montcau. Fue entonces cuando Abad decidió cambiar el concepto de cuota voluntaria a prestación de servicios escolares, incurriendo en esta posible ilegalidad.

Xavier Chalé, que gestionaba las empresas, expresó su disconformidad en las juntas de las sociedades y pidió un cambio, según consta en la denuncia. Abad y su hermano ignoraron las quejas de su gerente y mantuvieron la cuota presuntamente ilegal. Preguntado por Economía Digital, el presidente de Cecot no quiso hacer ningún comentario con respecto a estos litigios.

La fiscalía está investigando la denuncia, pero Chalé también hizo llegar esta información a la Generalitat, que ha iniciado una investigación. En concreto, la información se hizo llegar a la consejería de educación y a la dirección de fundaciones. Según confirmaron desde educación, han empezado una inspección para comprobar si se cobran cuotas obligatorias. De ser así, los centros podrían perder el concierto educativo.

Más de un año de litigios

El litigio entre los Abad y Chalé arrancó en septiembre de 2016 cuando, tras un desacuerdo sobre la propiedad de algunas empresas del grupo, los Abad despidieron a Chalé. Éste era socio, y en realidad sigue siendo –según reivindica en la denuncia– de los Abad con el 33% de las empresas.

Después del despido, empezaron las denuncias. Chalé denunció despido improcedente y ganó, aunque la sentencia está recurrida. Los Abad, por su parte, denunciaron a Chalé, al que reclamaban 530.000 euros por mala gestión. Y finalmente, el ex socio de Antoni y Josep Abad presentó en junio las últimas dos denuncias, que fueron admitidas a trámite en septiembre.

El grupo Montcau tiene su origen en Matadepera (Barcelona) y cuenta con varias escuelas de todos los niveles educativos, incluyendo guarderías. Los principales centros son la escuela Montcau-La Mola en Matadepera y los centros Esart, en Sant Cugat del Vallès y Barcelona. Xavier Chalé fue gerente desde 2005 hasta su despido, en 2016, mientras que los Abad eran y son socios y administradores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad