En la imagen, la torre de Vodafone. EFE
stop

Vodafone pierde 98.000 clientes e ingresa un 3,2% menos en su primer semestre fiscal tras renunciar a ofrecer los partidos más destacados del fútbol

Madrid, 13 de noviembre de 2018 (11:04 CET)

Vodafone tropieza con el fútbol. Desde que la compañía decidió apostar por abandonar la guerra por la retransmisión de este deporte en España los clientes han salido hacia otras compañías. De nada han servido sus campañas más agresivas y descuentos "para toda la vida" que al final se quedaron en tres meses. Así, en el primer semestre fiscal de la empresa los ingresos se han reducido un 3,2% y ha perdido 98.000 clientes, hasta los 1,26 millones.

De abril a septiembre los ingresos fueron de 2.421 millones de euros. La operadora explica que los resultados están condicionados por dos "importantes" decisiones: garantizarla competitividad de la oferta de Vodafone en todos los segmentos y no adquirir los partidos más destacados "por falta de racionalidad económica". 

La empresa dejó de ofrecer El Partidazo –encuentro que cada jornada juegan Real Madrid o Barcelona– ​y la UEFA Champions League tras llegar a la conclusión de que el pago por los derechos televisivos no eran rentables.

Orange y Telefónica se disputan los clientes perdidos de Vodafone por el fútbol

Solo en el último trimestre la base de clientes de televisión descendió en 66.000 -unos 69.000 en el caso de banda ancha fija-. Estos se repartieron principalmente entre Telefónica y Orange, las empresas de telecomunicaciones españolas que más han apostado por el fútbol las dos últimas temporadas.

De los clientes que pierde Vodafone, parece que la mayoría se los queda Telefónica, que aumentó su base de clientes de televisión en más del doble respecto a Orange (101.500 frente a 46.000), durante los meses de julio, agosto y septiembre, cuando Vodafone ya había comunicado que abandonaba la guerra por el fútbol.

Impacto en los próximos meses

Por otro lado, Vodafone informa de que el margen sobre el resultado bruto de explotación (Ebitda) descendió 7,5 puntos porcentuales en el semestre frente al mismo periodo del año anterior, hasta el 22,4%. La decisión de no adquirir El Partidazo y las competiciones europeas tendrá un impacto en las cuentas de la compañía en los próximos meses, asegura Vodafone.

En cuanto a telefonía, cerró su segundo trimestre fiscal con 11,58 millones de clientes de contrato de telefonía móvil, 106.000 menos que el trimestre anterior, pero con un saldo general positivo de 35.000.

La base de clientes de fibra aumentó en 32.000 en los primeros seis meses del año fiscal, pese a un descenso de 5.000 en el segundo trimestre. A cierre de septiembre ascendía a 2,8 millones, un 9,2% más que un año antes.

Intento de atraer nuevos segmentos

Para competir con las demás operadoras, Vodafone ha lanzado recientemente una nueva marca low cost para competir con O2, de Telefónica. La nueva enseña del operador británico se llamará Bit y solo comercializará sus tarifas y la atención al cliente a través de internet.

Sus promociones y servicios son casi idénticas al resto de segundas marcas de los grandes operadores. Así, se introduce en un nuevo segmento de mercado con el que intenta paliar la pérdida de clientes de su marca principal. Según el operador británico, Bit está entre el bajo coste de Lowi y las ofertas premium de Red (sólo móvil) y One (movil, fijo y TV).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad