Felip Puig constituye la consultora que amparará sus negocios

stop

El ex consejero de Empresa de la Generalitat pasará una temporada alejado de la ''atención mediática'' y se dedicará de lleno a sus actividades privadas

Felip Puig, en su etapa como consejero de Empresa de la Generalitat, en una imagen de archivo / EFE / Marta Pérez

Barcelona, 23 de mayo de 2016 (01:00 CET)

Felip Puig Godes ha vuelto a la actividad privada. El que fue consejero de Interior y de Empresa en los gobiernos de Artur Mas ha constituido Godes FP Consultors SL para dedicarse a la asesoría empresarial. Se trata de una sociedad unipersonal, de la cual Puig es administrador y socio único.

El domicilio de la consultora es el mismo de su residencia familiar en Vallromanes, localidad situada a 25 kilómetros de Barcelona. El objeto social declarado de Godes FP Consultors es la "intermediación en la realización de estudios técnicos y proyectos", así como el asesoramiento empresarial, económico o jurídico.

Una colaboradora de Puig confirma que éste ha dejado el primer plano de la política para dedicarse a las actividades privadas. También revela que el ex consejero evita hacer comentarios sobre sus planes personales, porque necesita pasar una temporada "fuera de la atención mediática".

Puig continua figurando en la dirección de Convergència (CDC), pero, desde que cesó como consejero de la Generalitat en enero pasado, esquiva hacer comentarios en público sobre la situación política e, incluso, sobre el futuro de su partido.

El antecedente

En 2007, cuando era secretario general adjunto de CDC y diputado de la oposición en el Parlamento catalán, constituyó FPG Enginyeria, Estratègies, Gestió i Desenvolupament SL, otra consultora a través de la cual facturó por trabajos de asesoría. En el ejercicio de 2008 esta sociedad ingresó 93.343 euros.

Cuando en 2011 entró en el gobierno de Mas como consejero de Interior disolvió su sociedad. Casualmente, quién se encargó de su liquidación fue Josep Maria Cot, economista de Veveèma SL (VVM), otra consultora de la que Puig fue secretario del consejo de administración.

Las siglas VVM corresponden al primer apellido de sus tres fundadores: Francesc Ventura, ex director general de Arquitectura en los gobiernos de Jordi Pujol; Carles Vilarrubí, actual vicepresidente del FC Barcelona; y Pere Macias, hasta hace unos meses diputado de CDC en el Congreso.

El caso VVM estalló en el Parlamento catalán cuando transcendió que esta consultora recibió numerosos contratos de la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad