Ficosa pacta con sus trabajadores el cierre de la planta de Mollet

stop

Principio de acuerdo que indemniza con 41 días por año trabajado y un mínimo de 2.000 euros a los empleados que rehúsen irse a Soria

Xavier Pujol, Josep Maria Pujol y Josep Maria Tarragó

01 de abril de 2011 (13:37 CET)

La dirección de Ficosa cerrará la factoría de Mollet del Vallès sin conflicto con los trabajadores. Finalmente ha llegado a un principio de acuerdo con el comité de empresa este jueves por la noche. Los trabajadores que no se quieran trasladar a las instalaciones de Ficomirror en Soria recibirán una indemnización de 41 días por año trabajado, con un máximo de 36 mensualidades y un mínimo de 2.000 euros por persona. Unas condiciones más cercanas a los 45 días que defendían los asalariados que de los 35 que había propuesto el grupo dirigido por Xavier Pujol.

Tal como ha explicado a Economía Digital el delegado de CCOO en Ficomirror, Paco Vilar, en general están “contentos si se tiene en cuenta la dirección que estaban tomando las negociaciones”. El diálogo se rompió el lunes a raíz de las protestas que realizaron el fin de semana coincidiendo con la Vuelta Ciclista de Catalunya -“a la dirección les molestó que nos fuéramos de peregrinaje, en palabras textuales”, asegura Vilar- y se reprendieron el jueves después de dos días de huelga en la factoría.

El próximo lunes ambos actores se volverán a reunir para cerrar definitivamente el pacto. Queda pendiente decidir si se prejubila y con qué condiciones a las 12 personas mayores de 55 años que están trabajando en Mollet. Según Vilar, la dirección de Ficosa considera “demasiado caro” sufragar los gastos de prejubilación. La alternativa que han propuesto es encontrar un empleo para ellos en las factorías de Viladecavalls o Rubí en el caso que no se quieran trasladar a Soria.

Actualmente sólo 15 de las 100 personas contratadas en Mollet aceptan irse a Castilla. A todas ellas, la multinacional les abona los costes del traslado, les da 2.000 euros en concepto de gastos, una ayuda mensual de 500 euros para el alquiler y les ofrece un segundo contrato para un miembro de su familia (pareja o hijos). Asimismo, les garantiza que en dos años no se verán afectados por ningún expediente de regulación de empleo y prevé la posibilidad de volver a Catalunya a lo largo del primer año y recibir el 85% de la indemnización pactada con el resto de la plantilla.

En junio dejarán las instalaciones de Mollet los responsables de la sección de pintura de Ficomirror. El resto, los que trabajan con maquinaria de inyección, saldrán en diciembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad