stop

Panasonic compra el 20% de la Generalitat en Ficosa y se convierte en accionista mayoritario de la empresa catalana con un 69%

Xavier Alegret

Ficosa pasará a ser una mera filial de Panasonic. En la imagen, ambas compañías celebran su alianza en 2015, con Josep María Pujol en el centro y Xavier Pujol en la izquierda. Foto: Ficosa

Barcelona, 21 de marzo de 2017 (12:00 CET)

La empresa catalana de componentes para la automoción Ficosa será muy pronto, en un mes, una mera filial de Panasonic. Así lo ha aprobado este martes el consejo de administración de la compañía nipona, según ha comunicado Ficosa, que “pasará a ser una división del área de automóvil de Panasonic”. La planta de la empresa en Viladecavalls (Barcelona) se convertirá en un centro de I+D del grupo japonés.

Esta decisión se ha tomado al adelantar la compra de la participación de la Generalitat. Desde su entrada, en 2015, con el 49% de Ficosa International, Panasonic tenía una opción de compra del 20,8% de la Generalitat, que debía ejercer antes de diciembre de 2018. La multinacional japonesa ha decidido adelantar la operación, que se prevé que se cierre a finales de abril.

Para culminar la compra, sólo queda pendiente que la aprueben las autoridades europeas, así como otras autoridades pertinentes. Además, “deben cumplirse otras condiciones” que Ficosa no ha concretado. Cuando se cierre la operación, Panasonic controlará el 69% de Ficosa International y la familia Pujol, a través de Ficosa Inversión, el 31% restante.

Panasonic tendrá 7 de los 11 consejeros de Ficosa, que pasará a ser una división del grupo japonés

Como parte del acuerdo, la familia fundadora de la empresa catalana perderá la mayoría en el consejo de administración de Ficosa, que quedará formado por siete representantes de Panasonic y cuatro de los Pujol Artigas. Actualmente, el socio japonés tiene un vicepresidente y tres consejeros más. Xavier Pujol continuará como consejero delegado de Ficosa y Josep María Pujol como presidente.

La operación supondrá la salida de la Generalitat del capital de Ficosa, del que formaba parte a través de Avançsa. Esta agencia pública capitalizó en 2015 un crédito de 50 millones del Institut Català de Finances (ICF), el ICO catalán, y tomó un 40,7% de Ficosa Inversión, equivalente al 20,8% de Ficosa International.

Según ha informado la empresa catalana, cuando culmine la operación de Panasonic “reembolsará la deuda contraída por la Generalitat”, de 50 millones “más un rendimiento del 29% a través de los fondos de la propia Ficosa y de los ingresos procedentes de la transacción”. Es decir, que devolverá 64,5 millones de euros, lo que permitirá a Avançsa reducir su alta deuda.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad