El presidente de la patronal Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, ha descartado lanzarse a la presidencia de la CEOE. EFE/Marta Pérez

Gay de Montellà descarta ser candidato a presidir la CEOE

stop

La junta directiva de Foment del Treball da la espalda a su presidente, que estaba dispuesto a lanzarse a liderar la patronal española

Marcos Pardeiro

Economía Digital

El presidente de la patronal Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, ha descartado lanzarse a la presidencia de la CEOE. EFE/Marta Pérez

Barcelona, 03 de septiembre de 2018 (20:09 CET)

Joaquim Gay de Montellà tiene mucho más pasado que futuro como líder empresarial. El todavía presidente de Foment del Treball acudió a la reunión de su junta directiva de esta tarde con la remota esperanza de hallar apoyos para lanzarse a dirigir la CEOE, la gran patronal española, y seguir así los pasos de Joan Rosell. Pero sólo halló un espeso silencio.

Aunque Gay se había encargado de ofrecerse esta misma mañana como candidato ("Si me lo pidiese, yo siempre seré fiel a mi junta"), nadie le pidió tal esfuerzo. Tan elocuente fue la callada de la junta directiva que, según fuentes internas de Foment, Gay optó por "bajar el pistón" y asumir un calendario electoral de salida.

El aún presidente de Foment no puede ni repetir al frente de la patronal catalana debido al límite de mandatos, ni lanzarse a por la CEOE sin apoyos. Sin embargo, quienes conocen al veterano empresario están convencidos de que todavía guarda cartuchos para otras maniobras. E intuyen al menos dos: una, buscar a una candidata de su agrado e influencia para presidir Foment (María Helena de Felipe, Fepime) y otra, moverse para ostentar alguna responsabilidad dentro de la CEOE (actualmente maneja la rama de relaciones internacionales).

¿Gay de Montellà, sin cartas bajo la manga?

En caso de no hallar a ninguna candidata que apadrinar, Josep Sánchez Llibre tendría el camino prácticamente despejado para convertirse en el nuevo presidente de Foment. Sánchez Llibre ya ha recabado apoyos significativos de federaciones empresariales (sector químico, sector cárnico y sector agrícola, entre otros) y, en estos momentos, es el gran favorito.

Pero el antiguo dirigente de Unió todavía no puede dar por hecha su victoria. El sector del metal podría impulsar una candidatura alternativa y Antoni Abad (Cecot) -o alguien de su influencia- podría lanzarse a la carrera para dirigir Foment del Treball.

En todo caso, los aspirantes deberán acelerar sus movimientos. La junta directiva de Foment acordó celebrar elecciones antes que la CEOE, como ha hecho tradicionalmente, de tal manera que el calendario podría ser el siguiente: elecciones de Foment a principios de noviembre y elecciones de la CEOE a finales de mes.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad