Grifols adquiere por 1.240 millones una unidad de Novartis

stop

La compañía catalana compra la filial de diagnóstico gracias a un préstamo puente

11 de noviembre de 2013 (08:32 CET)

Grifols, especializada en el sector farmacéutico, ha comprado la unidad de diagnóstico tranfusional de la multinacional Novartis --con sede en Suiza-- a cambio de 1.240 millones de euros.

La empresa presidida por Victor Grifols ha conseguido un crédito puente suscrito íntegramente y a partes iguales por Nomura, BBVA y Morgan Stanley. Según ha indicado en un comunicado, la operación elevará "moderadamente" su nivel de endeudamiento. No obstante, la compañía prevé neutralizar este hecho con una mayor capacidad de generación de flujos de caja.

Crecimiento estratégico

Grifols estima que los ingresos anuales de la división de diagnóstico se situarán en unos 740 millones, incluyendo royalties. La operación ha sido aprobada unánimemente por los consejos de administración de ambas multinacionales.

La operación se enmarca en la estrategia de crecimiento de Grifols para potenciar su oferta de terapias con proteínas plasmáticas con otros productos y servicios. La compañía catalana es el tercer productor mundial de medicamentos biológicos derivados del plasma.

Licencias, producción y oficinas


La adquisición de activos incluye patentes, marcas, licencias y derechos comerciales, así como la planta de producción de Emeryville en California, Estados Unidos (EEUU) –mercado prioritario para la compañía--. Además, incluye y oficinas comerciales en EEUU, Suiza y Hong Kong, entre otros países.

Grifols ganó 267 millones de euros hasta septiembre de este año, un 35,3 % más que el año pasado, gracias de nuevo a la buena evolución de su negocio en el exterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad