stop

Grifols rescata Aigües de Vilajuïga, una centenaria marca gerundense que cesó su producción en abril pasado

Economía Digital

La cúpula de Grífols. De izquierda a derecha, Víctor Grífols Roura, presidente honorífico, y los dos actuales consejeros delegados: Raimon Grífols Roura y Victor Grífols Deu. Siguen de compras en Estados Unidos. EFE/Quique García

Barcelona, 06 de junio de 2017 (22:29 CET)

La multinacional de hemoderivados Grifols ha comprado Aigües de Vilajuïga. Se trata de una empresa centenaria de esta localidad gerundense, que comercializaba agua mineral desde 1904 y que cerró su producción en abril pasado.

La alcaldesa de Vilajuïga, Joana Cobo, de ERC, anunció este martes a través de las redes sociales que Grifols ha adquirido la planta embotelladora y la marca. La alcaldesa añade que Raimon Grífols, su consejero delegado, les ha anunciado que piensan rehabilitar las instalaciones con la intención de comercializar agua mineral. Las obras empezarán en septiembre.

Nueve empleados

Desde Grifols se precisa que no se trata de ninguna inversión estratégica sino de la compra de una histórica empresa ampurdanesa, aunque de dimensión reducida. No se han facilitado datos de la inversión. En el momento de su cierre contaba con tan sólo nueve empleados. Muy pronto, la multinacional no envasará sólo soluciones farmacológicas, sino también agua mineral.

La empresa fue creada por seis familias locales después de que su manantial fuese declarado minero-medicinal y de utilidad pública por una real orden de 1904. Vilajuïga, con poco más de un millar de habitantes, se encuentra al pie del macizo del cabo de Creus. El pintor Salvador Dalí, nacido en el mismo año, declaró en más de una ocasión que era su agua preferida. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad